¿Es normal tener retortijones en el embarazo?

barriga de embarazada

Tener calambres o retortijones en el embarazo, especialmente al principio del mismo, puede provocar ansiedad. Puedes preguntarte si se trata de un ensanchamiento normal del útero o si se trata de una señal de aborto espontáneo inminente. La respuesta no siempre es sencilla debido a que existen muchas causas para los retortijones, porque tu cuerpo está cambiando muy rápido. Aunque los retortijones pueden indicar problemas, los que son leves y transitorios al principio del embarazo suelen ser normales y no una señal de un posible aborto espontáneo. 

Estos retortijones se sienten como un dolor rápido y agudo en la vagina. Probablemente no haya un motivo inmediato de preocupación si el dolor que sientes no es intenso, unilateral o acompañado de sangrado. Pero para saber reconocerlos mejor, vamos a ver algunos consejos que te ayudarán a saber qué hacer según la situación.

¿Qué retortijones en el embarazo son normales?

Durante el primer trimestre, tu cuerpo se prepara para el crecimiento del bebé. Estos cambios pueden causar dolores que se considerarían normales. Por lo general son leves y temporales. Una vez te quedas embarazada, tu útero comienza a crecer. Durante este proceso de crecimiento es posible que sientas dolores de leves a moderados en la parte inferior del abdomen o en la parte baja de la espalda. Estos retortijones pueden parecerse a los cólicos menstruales típicos.

A medida que se avanza en los dos primeros trimestres, es normal experimentar dolores de vez en cuando. Como el útero es un músculo, cada vez que se contrae existe la posibilidad de una pequeña molestia. Este pequeño retortijón puede causarlo una vejiga llena, estreñimiento, gases o hinchazón. Los retortijones también pueden ocurrir durante la práctica de ejercicio, lo que será indicio de que necesitas descansar. También te puede ocurrir después de practicar sexo.

Las mujeres embarazadas también son susceptibles a infecciones por hongos e infecciones del tracto urinario. Cualquiera de estas dos condiciones puede causar leves retortijones. Si sucediera cualquiera de estas infecciones, especialmente la del tracto urinario, no hay que olvidar que es una condición de urgencia. Con cualquiera de las dos infecciones hay que acudir cuanto antes al médico para asegurarse de que el embarazo transcurra de manera saludable.

¿Qué retortijones no son normales?

embarazada en el parque

Si tienes calambres persistentes y muy dolorosos, no dudes en acudir a tu médico. Siempre es mejor verificar cualquier signo que no parezca normal en lugar de ignorarlo y esperar a que pase por sí solo. Si te dicen que no es nada por lo que preocuparse, mejor. Pero si ese dolor que sientes es por algún problema, debe ser detectado y controlado por los médicos cuanto antes. De esta manera, tu embarazo correrá menos riesgos.

Un embarazo ectópico ocurre cuando el óvulo fertilizado se implanta fuera de la cavidad uterina. Los signos generalmente aparecen cuando tiene entre 6 y 8 semanas de embarazo. La mayoría de las veces se acompaña de dolor en un solo lado, y va acompañado de una necesidad constante de defecar. Si piensas que tu embarazo ectópico se ha interrumpido, ve cuando antes a emergencias porque tu vida podría correr peligro. Además, si los retortijones se concentran en un lado de la parte inferior del abdomen, consulta con un médico para asegurarte, aun si el dolor no es muy intenso.

Si tienes algún tipo de sangrado vaginal junto con retortijones al principio del embarazo es posible que estés teniendo un aborto espontáneo. Si este es tu caso, comunícaselo a tu médico. Estos síntomas no siempre significan que estés sufriendo un aborto espontáneo. Si no es el caso, el médico te pedirá un análisis de sangre o te hará una ecografía para averiguar qué está pasando en tu cuerpo para tener esos síntomas.

¿Cómo aliviar los retortijones?

embarazada relajándose

Hay maneras de aliviar los retortijones normales que vienen como consecuencia del embarazo. Normalmente puede ser tan simple como cambiar de postura, o sentarse o tumbarse un rato para descansar un poco. Es normal que los retortijones sean una señal de que te estás esforzando demasiado, o de que estás estresada. Tomarse un respiro puede ayudar a que te relajes, tanto física como mentalmente. Intenta calmarte usando técnicas de relajación como la meditación o la respiración controlada.

Para muchas mujeres embarazadas, un baño nocturno hace maravillas para aliviar sus dolores. Un baño relajará los músculos y desconectará la mente de aquello que estresa. Aplicar calor a la zona donde sientes dolor también calmará tus molestias, porque al igual que con el baño, se relajarán los músculos de la zona.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.