Es perjudicial dejar a los hijos con los abuelos

Dejar a los hijos con los abuelos

Dejar a los hijos con los abuelos puede ser una buena alternativa en ciertas situaciones. Sin embargo, en muchos casos a la larga puede convertirse en algo perjudicial, tanto para la educación del niño, como para la relación familiar, como para la propia calidad de vida del abuelo. Quizá no tengas otra alternativa, es posible que sin la ayuda de los abuelos no puedas mantener el trabajo.

Pero debes ser consciente de que a la larga, la factura puede ser más elevada de lo que imaginas. Por lo que es fundamental contar con todos los posibles escenarios que puedan surgir, ya que si no queda otro remedio, deberás estar preparada para lidiar con cualquier situación. Es posible que te estés preguntando si será tu solución ideal o si realmente, es perjudicial dejar a los hijos con los abuelos.

Pues bien, a continuación verás cuáles pueden ser alguna de las desventajas de contar con los abuelos para el cuidado de los hijos. Porque no es lo mismo dejarlos ocasionalmente a su cuidado, mientras tú tienes que encargarte de algo puntual, que dejarlos cada día a su cuidado. En este segundo caso, pasarán muchas horas al día con ellos y para los niños, puede cambiar el punto de referencia paterno.

Si dejas a tus hijos con los abuelos, establece límites

Abuelos que cuidan de los niños

En la mayoría de las familias existen diferencias en cuanto a los ideales de educación y crianza de los niños, especialmente entre diferentes generaciones. Para los abuelos, los nuevos métodos de crianza, alimentación y educación son cosas modernas, que no siempre comprenden. Cuando no tienen una responsabilidad con los niños, no les queda más remedio que aceptarlo aunque no les guste.

Pero si dejas a tus hijos al cuidado de los abuelos cada día, inevitablemente ellos utilizarán sus métodos. Es decir, puede que tengas que enfrentarte a tus propios hijos porque los abuelos les enseñan a hacer las cosas de una manera diferente a la tuya. Indudablemente, los niños utilizarán aquella que les resulte más cómoda. Por lo tanto, si tienes que dejar a tus hijos a cuidado de los abuelos asegúrate de establecer límites.

¿Pueden los abuelos ser una mala influencia?

Establecer normas que los niños entiendan y cumplan no es nada fácil, es un trabajo diario, un esfuerzo constante que requiere de mucha firmeza. Esas normas que uno establece en su casa, que están fuera del círculo familiar porque afectan exclusivamente a las personas que conviven en una unidad familiar, pueden resultar excesivas, poco prácticas e innecesarias para otras personas.

Generalmente los abuelos son mucho más permisivos con los nietos de lo que nunca fueron con sus propios hijos. No es raro ver en ellos una permisividad con tus hijos que tú misma nunca pudiste disfrutar. Todo esto para el niño no es más que confusión, porque en casa de los abuelos puede hacer cosas que en casa no. ¿Puede el niño preferir estar en casa de los abuelos? Evidentemente, querrán estar donde más consigan y de la manera más fácil.

Abuelos tóxicos

Dejar a los hijos con los abuelos

Los abuelos no siempre son personas amorosas, dulces y cariñosas que se ven en las películas. Cuando una persona es tóxica lo es hasta en su edad más adulta y los abuelos no son una excepción. Si los abuelos muestran preferencias por uno u otro nieto, si hacen diferencias, utilizan términos poco apropiados que pueden afectar a la salud emocional del niño, dejarlos con ellos sin duda será perjudicial para los niños.

Pero también hay que entender que los abuelos llegan a un momento de su vida en la que esperan disfrutar, sin tener horarios, ni responsabilidades infantiles. También puede ser perjudicial para ellos y hay que tenerlo en cuenta antes de cargarles con esa responsabilidad. Por lo tanto, antes de llegar a tomar esa decisión, valora todos los posibles escenarios, la personalidad de los abuelos, sus necesidades y las diferencias generacionales.

Solo así, tus hijos podrán tener una relación sana con sus abuelos, sin que ellos tengan que convertirse en unos segundos padres. Porque la gran carga educacional debe recaer siempre en los progenitores, aunque las demás personas que conforman el círculo familiar tengan peso en la vida de los niños. Los que educan, enseñan valores y responsabilidades, siempre serán los padres y/o las madres.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.