¿Es recomendable utilizar faja después del parto?

Durante los nueve meses que dura un embarazo, el cuerpo de una mujer se transforma, para dar cabida a un nuevo ser humano. Este cambio no se limita al aspecto físico, al más visible para la propia madre y el resto de personas.

Los cambios más significativos se producen a nivel interno. Los órganos se van desplazando, a medida que el feto va ocupando más espacio. A partir del segundo trimestre, el vientre de la mujer se expande para que los órganos puedan mantener su tamaño, a la vez que va creciendo el feto.

Por este motivo, cuando la mujer da a luz, la barriga no desaparece en el mismo momento en que nace su bebé. Lleva un periodo de tiempo, que los órganos internos vuelvan a colocarse en su posición original.

En este punto es donde puede surgir la duda. La mayoría de las mujeres desean recuperar su figura lo antes posible. Es algo natural ya que el final del embarazo, se hace realmente incomodo en muchos sentidos, y una forma de volver a una relativa normalidad es volviendo a sentirse una misma.

Pero es muy importante tener ciertas precauciones, a la hora de las medidas que se toman para recuperar la figura. Tanto para comenzar con el ejercicio físico, como para seguir algún tipo de dieta, es imprescindible consultar previamente con el médico.

De esta forma evitarás posibles lesiones internas importantes, e incluso poco favorables para el desarrollo de tu bebé. Esto último se refiere a si estás dando lactancia materna a tu hijo, ya que en este caso, cualquier cosa que tomes lo transfieres a tu bebé.

¿Es beneficioso el uso de las Fajas postparto?

No existe una opinión médica clara al respecto. Podrás encontrar médicos que incluso la recomiendan, ya que una faja postparto puede ayudar con la sensación de vacío tras el parto. Incluso puede hacerte sentir más cómoda a la hora de vestir, ayuda a mejorar la posición de la espalda, incluso disminuir los dolores.

Sin embargo, la mayoría de especialistas la desaconsejan. Los órganos y los músculos que durante el embarazo se han desplazado, tienen la capacidad natural de volver por si mismos a su posición. Por lo que el uso de una faja que los retenga, puede contribuir a que pierdan fuerza.

Por otra parte, el utilizar una faja postparto no va a realizar el trabajo necesario para recuperar el abdomen. Esto solo se consigue con ejercicios específicos, que como ya hemos comentado, debes esperar para poder realizar.

Aun así, si decides utilizar una faja postparto, no dudes en informarte bien de cuál puede ser la más recomendable. Ya que si utilizas una que no esté indicada para este uso concreto, puedes conseguir un efecto contrario y que además, te pueda perjudicar más que beneficiar.

Precauciones para utilizar faja postparto

En caso de que finalmente decidas utilizarla, no olvides tomar ciertas precauciones. Como siempre la principal será consultarlo con tu especialista, ya que cada cuerpo es diferente y como también lo es cada parto.

Existen diferentes tipos de faja postparto, que pueden cubrir desde el pecho, solo la zona abdominal, e incluso las piernas. Si en tu parto te tienen que hacer una episiotomía, no podrás usar la faja que cubre la zona vaginal.

También tienes que tener especial cuidado al elegir la talla. No busques la que más te comprima el cuerpo, si no la que mejor se adapte a ti.

No la utilices de forma continuada, comienza poco a poco, aumentando el tiempo de uso gradualmente, sin que llegues a llevar la faja de forma continua.

Cuidado especial si tienes cesárea, en este caso mientras que tengas los puntos no está recomendado el uso de faja. En este caso concreto la faja es más recomendable, pero siempre bajo recomendación médica y siguiendo las precauciones pertinentes.

Sea cuál sea tu caso y tu decisión, tómate tu tiempo para valorar cual es tu mejor opción. Tu cuerpo ha sufrido cambios durante 9 meses, no te presiones para recuperarte. No hay un tiempo establecido para recuperar el físico. Hay mujeres que enseguida parece que nunca estuvieron embarazadas.

Y sin embargo la mayoría, necesitamos años para recuperarnos completamente, de hecho muchísimas nunca lo logramos. Lo importante en este momento es disfrutar tu nueva condición de mamá y vivir intensamente este momento.

Lo demás, puede esperar.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Cuidados

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.