Escarpines o peucos

Cuando un bebé todavía no camina, también ha de abrigar sus piececitos, para ello, hay en el mercado preciosos peucos o escarpines, los cuales, si piensas hacer un regalo, encontrarás de lo más lindo.

Los peucos de croché son los más clásicos. Nos recuerdan a aquellos hechos por la abuela, son tipo rústicos, como hechos a mano. También se pueden encontrar hechos a mano, pero con diferencia de precio o si estás empeñada, puede aprender y realizarlos tu misma. Si tienes creatividad, podrás combinar colores y modelos de los que más te gusten, innovar con originalidad.

Los hay también a punto de cruz, otra forma de hacerlos a mano. Estos son mucho más sencillos que los anteriores. Puedes realizar infinidad de modelos y dibujos. Con la misma tela en la que se realiza este punto, se cortan a medida del piececito y listo.

Los de fieltro, también resultan originales. Es un material muy suave y además mantiene el calor. Son muy fáciles de hacer. En Internet, puedes encontrar tutoriales para realizarlos.

Los de algodón, son quizás los más suaves y comunes. Estos se ajustan muy bien por el elástico que llevan. Igualmente hay infinidad. Muchos comercios, los incluyen junto a los conjuntos y mudas de muchas prendas de bebé. Son perfectos para el verano.

Los polares, son ideales para los días más fríos, muy calentitos para que el bebé no se resfríe. Los caracteriza su suavidad y consistencia. Son muy duraderos.

Los más modernos, son una delicia, pues ya no son tan de rutina como los anteriores, los puedes encontrar en modelo zapatilla entre muchos otros. Es una nueva forma de vestir al bebé, darle un nuevo look.

Mas información – Primeros escarpines de tus bebés

Fuente – Peucos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *