Espina bífida en bebés: posibles causas y consecuencias

La espina bífida es una malformación congénita que se produce durante la gestación. Afecta a la columna vertebral del bebé, que protege la médula espinal y los nervios, dejándolos al descubierto por una abertura al no cerrarse adecuadamente debido a un mal o incompleto cierre del canal óseo. Esta formación se produce durante el embarazo debido a algunas posibles causas que veremos más abajo. Es una malformación grave que es importante prevenir. Veamos los diferentes tipos de espina bífida en bebé y sus causas.

Diferentes tipos de espina bífida

Dependiendo de el tamaño de la abertura, de la zona donde esté localizada y los nervios afectados tendrán unos efectos u otros en la vida del bebé. Puede provocar discapacidades importantes tanto motora, neurológicas como intelectuales: debilidad muscular, hidrocefalia, pérdida de sensibilidad por debajo de la lesión, falta de control de músculos de la vejiga y esfínteres entre otros efectos.

Hay dos tipos de espina bífida:

  • Espina bífida oculta. Es el tipo más leve. Puede pasar desapercibida al no verse a simple vista. Puede haber en su lugar alguna mancha de nacimiento, lunar u hoyuelo. Los bebés con espina bífida oculta no suelen presentar problemas ni discapacidades a largo plazo. Es más, suele detectarse cuando ya son más mayores.
  • Espina bífida abierta. Hay dos tipos: el meningocele, donde los meninges salen en forma de saco; y myelomeningocele donde una parte de la médula espinal sobresale de la espalda. Es la forma más grave.  Cuanto más cerca de la cabeza esté, más graves serán los daños.

La espina bífida puede tratarse pero es un daño irreversible y permanente, no tiene cura. Se suele diagnosticar mediante una ecografía durante el embarazo en la semana 20.

¿Cuáles son las posibles secuelas de la espina bífida en bebés?

Son varios las posibles secuelas:

  • Hidrocefalia. Aumento del tamaño de la cabeza, por acumulación de líquido cefalo-raquídeo.
  • Afectación a la capacidad motora. Dependerá donde esté localizada la lesión, que puede ir desde una pérdida de sensibilidad en las extremidades inferiores hasta hemiplejia en los casos más graves.
  • Alteraciones ortopédicas. Las más habituales suelen ser desviación de la columna, luxación de cadera y pie equino. Algunos niños necesitan aparatos ortopédicos para poder caminar, en los casos más graves necesitarán silla de ruedas para desplazarse.
  • Debilidad muscular. Por debajo de la lesión. Cuanto más alta esté más daño habrá.
  • Falta de control de músculos de la vejiga. Lo que provoca incontinencia urinaria. Es debido a lesión en los nervios que controlan el sistema urinario.
  • Alergia al látex. Muchos bebés con espina bífida tienen alergia al látex o caucho natural.

¿Cuáles pueden ser las posibles causas?

Sus causas específicas todavía se desconocen por completo, ya que están involucrados muchas variables tanto genéticas como ambientales. Se cree que una de las causas probables es debido a los niveles de ácido fólico de la madre. Unos niveles bajos podrían ser los causantes de estas lesiones. Por eso se aconseja a las mujeres que están buscando un bebé que comiencen a tomar un suplemento de ácido fólico por lo menos 3 meses antes de comenzar la búsqueda. También se puede obtener de forma natural a través de la alimentación. Es una prevención que no cuesta nada seguir y que puede prevenir a tu bebé de padecer espina bífida.

Otra posible causa puede ser la diabetes en la madre mal controlada o el uso de anticonvulsivantes durante la gestación.

¿Cuál es su tratamiento?

Como hemos visto antes, se puede tratar que no curar. Dependerá el tratamiento elegido según el nivel de afectación de la lesión. Será un tratamiento combinado de diferentes especialistas según los síntomas.

En algunos casos puede operarse, según el tipo de lesión que sea, durante la gestación o tras haber nacido. No reparará por completo el daño pero mejorará mucho la calidad de vida del bebé. En otros casos lo indicado será la estimulación temprana para ejercitar el aparato motor, seguimiento de su sistema urinario donde se les puede enseñar el control de esfínteres y vejiga, y la estimulación de movilidad.

Porque recuerda… con la detección temprana y la atención médica los niños con espina bífida pueden llevar una vida plena.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Salud

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.