Si estás embarazada no te sientas culpable por estas 9 cosas

La culpabilidad es bastante habitual en una mujer embarazada, se siente culpable por muchas cosas, incluso por su propia apariencia (porque no es igual que las bonitas mujeres embarazadas que aparecen en las revistas…). Incluso hay mujeres embarazadas que se sienten culpables porque no saben si se están cuidando todo lo bien que deberían hacerlo.

Pero ha llegado el momento de poner fin a esa ansiedad innecesaria que muchas mujeres embarazadas sienten desde el momento en que ven que la prueba de embarazo dio positivo. A continuación te vamos a explicar algunas cosas de las que debes empezar a dejar de sentirte culpable desde ya.

Cosas por las que NO debes sentirte culpable si estás embarazada

El ser una aguafiestas

Desde el momento en que una mujer se queda embarazada, la fatiga se convierte en una parte habitual de su vida. Es posible que no quieras ser la aguafiestas por querer marcharte a casa a las 9.00 pm, pero estás trayendo una nueva vida a este mundo y no es tan fácil como parece por fuera. Es cansado y agotador. No te sientas mal por marcharte en mitad de los eventos sociales para poder dormir un poco. Pasarán años hasta que puedas dormir bien de nuevo, así que disfruta de tus horas de sueño y descanso.

estrés en madres solteras

Comer comida basura

Está bien, no es la comida más sana del mundo y si intentas mantener una dieta saludable para ti y tu bebé, es necesario que pongas límites. Pero no te sientas una madre horrible porque comiste un bollo de chocolate después del almuerzo. Disfruta un poco de la indulgencia y deja de sentirte culpable por comer cosas que te gustan de vez en cuando.

Perder los nervios

Cuando hay otro ser humano que se está formando en tu interior, es normal que tengas las hormonas a flor de piel. Esto puede hacer que sin darte cuenta pierdas los estribos en alguna ocasión o que te encuentres un poco más ágil de lo habitual en algunas conversaciones… No te sientas mal por eso. Si sientes rabia no la encubras, solo busca maneras de poder expresarla sin tener que empezar una guerra campal.

No hacer ejercicio

El médico te lo dice, que tienes que andar como mínimo 30 minutos al día, también te dice que el ejercicio con moderación es una buena idea para ti. En realidad tu salud es tan importante para ti como para el bebé que está creciendo en tu vientre. Si tu médico te ha dado el visto bueno para hacer ejercicio pero no has encontrado el momento para hacerlo, no te preocupes ni te sientas mal por ello.

viajar estando embarazada

Muchas mujeres se sienten demasiado cansadas como para hacer ejercicio, sobre todo si además de estar embarazada trabajas y tienes más hijos. No te sientas mal por no hacer ejercicio. Si puedes sal a caminar media hora diaria y si no puedes hacerlo todos los días, ¡tampoco te frustres por eso!

No tienes una barriga perfecta

Los medios de comunicación muestran a madres con barrigas de embarazo perfectas y quizá te sientas mal cuando te miras al espejo y ves que tu barriga no es tan bonita y que además tiene estrías. ¿Realmente tu barriga no es perfecta? ¡Eso es lo que te hacen creer! Pero sí, sí que es perfecta. Es perfecta porque está formando vida en su interior, es perfecta porque es tu barriga de embarazada y además, no tiene photoshop.

Recuerda que no hay un embarazo ni una barriga perfecta, cada mujer es un mundo diferente y cada barriga también lo es.

Querer conocer el sexo del bebé que viene en camino

Todos decimos que no importa el sexo del bebé, lo que importa es que el pequeño o pequeña llegue a este mundo sano. Y en última instancia, sí, esto es lo que en realidad importa. Pero ser curioso por saber el sexo del bebé y estar ansioso por empezar a preparar las cosas de su nacimiento sabiendo si va a ser niña o niño, no tiene nada de malo. Nadie va a dudar del amor que sientes por tu bebé solo por querer saber si va a ser niño o niña.

viajar estando embarazada

Odiar el embarazo

El embarazo no son todo nubes de algodón y azúcar. Amar a tu hijo de forma incondicional no significa que debas disfrutar de cada momento del embarazo. Son muchas las mujeres que odian el embarazo por todo lo que supone, tanto en cambios físicos, emocionales como también los dolores y las molestias que se pueden sentir.

Quizá seas de las mujeres embarazadas que vomitan cada mañana, o tu cuerpo ha cambiado más de la cuenta o no eres capaz de aguantar el pipí más de dos minutos. No, no es agradable. No importa la razón, debes permitirte sin sentirte culpable que el embarazo no te encanta. A todas las mujeres embarazadas, en algún momento les gustaría pulsar el botón de avance rápido y llegar al momento en el que el bebé ya está en tus brazos por primera vez.

Sentirte irritada por los consejos que no has pedido

Nunca te sientas culpable por sentirte irritada por la cantidad de consejos que vas a recibir sin haberlos pedido. Los demás lo hacen con toda su buena intención, porque se sienten obligados a darte sus mejores consejos por estar embarazada. Algunos pueden ser útiles y otros no lo serán en absoluto. Pero una cosa está clara: no te sientas culpable por no querer escuchar todos los consejos que te quieran dar.

Querer un cuerpo nuevo

No nos referimos a querer un cuerpo en forma, sino a querer un cuerpo nuevo, libre. A querer la libertad de poder dormir boca abajo, de poder agacharte para poner tus zapatos, de ponerte un abrigo sin parecer que eres una tienda de campaña. Tu cuerpo es tuyo y cuando estás embarazada parece que desparece y que nunca volverá a ser el mismo. No te sientas mal por contar los días en los que podrás ponerte de nuevo tus calcetines sin ayuda, en dormir en la posición que quieras y en poder ponerte de nuevo tus pantalones preferidos. ¡No hay nada de malo en esto!

 


Escribe un comentario