Estas son las 3 quejas principales de los niños por la escuela

Ya va quedando menos para que los niños comiencen de nuevo las clases. El verano se acaba y eso se nota en el ambiente. Cuando los niños están en la escuela es probable que tengan algunas quejas comunes que debas escuchar durante todo el año… Son quejas bastante comunes pero cuando llegue el momento de escucharlas, deberás estar preparado/a para responder con acierto.

En algún momento de su carrera académica, casi todos los niños o adolescentes se quejarán sobre la escuela. A veces los niños solo hacen eco de la queja de un amigo. A veces los niños solo exageran un momento fugaz de frustración con la escuela. A veces hay una frustración seria, y las quejas son una señal de advertencia temprana de problemas.

Las quejas en la escuela

Los niños pueden no ver el valor en la escuela y quejarse por eso, puede que esté sufriendo problemas más graves dentro de la escuela y que muestre su dolor a través de las quejas… pueden ser varias cosas, pero por este motivo cuando tu hijo se queje, no lo tomes como algo normal, sino que tendrás que valorar qué tipo de queja es y cómo debería ser tu respuesta según el caso en concreto al que te enfrentes.

Lo mejor es evitar sacar conclusiones sobre lo que significan estas quejas. Tendrás que tomarte un poco de tiempo para hablar con tu hijo sobre por qué se queja de esa manera. Cada queja puede tener un mensaje decodificado y es necesario saber cómo actuar en cada caso. También hay respuestas que puedes usar si tu hijo solo está desarrollando una actitud negativa acerca de la escuela.

Si encuentras que la única razón por la que tu hijo se queja es que no está motivado, deberás tomar medidas para ayudarlos a aprender el valor de tener éxito en la escuela. Esto está dentro del rango normal de desarrollo infantil y adolescente (el no comprender las recompensas lejanas de las buenas calificaciones y el aprendizaje).

Las 3 quejas más comunes

¿Por qué tengo que ir a la escuela?

Quizá tu hijo se siente estresado por algo que sucede en la escuela. Si tu hijo es adolescente quizá esté cuestionando otro aspecto más de su vida. Recuerda que puede ser difícil tanto para niños como para adolescentes el ver el valor de hacer algo que traerá recompensas en el futuro desde el presente.

Para responder, pregunta a tu hijo directamente si tiene algún problema en la escuela. Si resulta que sí está teniendo problemas en la escuela, tendrás que buscar la forma de apoyarle.

Si tu hijo cuestiona el valor de la escuela y la educación, puede responder con: ‘Gracias a los que estudian en la escuela no tenemos una sociedad llena de analfabetos’. Continua explicando que la escuela es donde la gente aprende a leer y adquiere otras habilidades necesarias en las tareas diarias.

También puedes decirle a un adolescente que saber leer, escribir y pensar de forma crítica sobre los problemas es importante en nuestra democracia. Cuando se conviertan en votantes, decidirán sobre asuntos importantes y seleccionarán quién los representará en el gobierno. Además, esto también les permitirá tomar buenas decisiones a lo largo de su vida por su bien propio.

La escuela es muy difícil, ¡no quiero ir!

Quizá a tu hijo le preocupa tener pocas habilidades de resolución de problemas o quizá esté teniendo problemas para poder aprender bien los contenidos de las asignaturas. Quizá tenga algún trastorno de aprendizaje y que deba ser abordado. También puede ser que tu hijo crea que si algo no sabe hacerlo no podrá aprenderlo nunca, ¡se debe cambiar esta mentalidad fija y obsoleta!

Para responder, pregunta a tu hijo qué es lo que le resulta difícil en la escuela. Quizá así descubras que tiene problemas en una asignatura en concreto. Investiga un poco más para saber cómo poder ayudarle y que le sea más sencillo el trabajo o ponte en contacto con un profesor particular para que le ayude en sus estudios.

Quizá también descubres que a tu hijo no le gusta hacer cosas que sean demasiado desafiantes para él. Hazle saber a tu hijo que el trabajo tiene todo tipo de recompensas. Las personas también aprenden más cuando los desafíos les permiten hacer cosas nuevas. Lo fácil ni amplia conocimiento no trae tantos beneficios.

¡Odio hacer los deberes!

Los deberes suelen ser tediosos para los niños, pero cuanto más escuches esta queja entonces será necesario que ahondes un poco más en esta cuestión. Normalmente las razones que van detrás de esta queja son las que te decimos a continuación.

Prefieren hacer la tarea en otro momento porque quiere hacer otras cosas más apetecibles. Responde esto revisando las tareas de deberes y poner las otras actividades más apetecibles después de las tareas.

No sabe qué hacer. Quizá tenga vergüenza de decirte que no sabe qué hacer la tarea y se escude con un enfado hacia la negación de hacer la tarea. Si no sabe hacer la actividad o tiene problemas en comprender los contenidos de una asignatura, entonces tendrás que tomar medidas para ayudarles a completar su trabajo u obtener ayudas extras si fuese necesaria.

No quiere hacer más deberes fuera de la escuela.El hecho de asignar tareas para casa es un habitual en la enseñanza. T  hijo puede plantear puntos positivos acerca de que el hogar es el momento para la familia y el juego, mientras que la escuela debe ser el lugar para aprender. Pero debes hacerle entender que los maestros piensan lo que es mejor para su aprendizaje y si mandan deberes es porque deben reforzar el contenido que han dado en la escuela y poder seguir el hilo del contenido temático.

Estas son las 3 quejas más comunes en niños y adolescentes sobre la escuela. A partir de ahora no tendrás excusa y podrás explicarles por qué la escuela es tan importante y por qué es tan necesario para su desarrollo y su futuro. El aprendizaje es magia y pueden comprobarlo en la escuela, cada vez que pueden aprender cosas nuevas.


Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.