Estimulación musical en los niños

Fue por los años 90 cuando se dio paso a la idea de estimular al bebé con música. Los estudios aseguran que la música clásica influye en su desarrollo cerebral  y psicomotriz. La música clásica aporta tranquilidad, paz y armonía a los bebés, incluso en el embarazo, se asegura que al escuchar esta clase de música, se muestran más tranquilos, ya que son más sensibles a las melodías que lo puede llegar a ser un adulto.

Las composiciones de Mozart, Beethoven, Bach y Chopin, son los más usados para esta clase de sensaciones, a través de ellas, los bebés se estimulan y se les ayuda a conciliar el sueño, incluso se ha comprobado que se relacionan más socialmente cuando son mayores y se expresan mucho mejor.

Un niño al que se le estimula con música, es capaz de tener su propia autonomía en el día a día, aprende a cuidarse de sí mismo más rápidamente e igualmente de su entorno. Aprende a convivir más pronto con los demás niños, pues produce mayor comunicación en armonía y se siente seguro porque se nota más comprendido.

Estudios recientes han demostrado en los niños prematuros que pueden llegar a ganar más peso si escuchan las composiciones de Mozart, pues se encuentran más relajados y consumen menos energía. La explicación se basa en que este compositor era un niño prodigio, el cual, a los cinco años ya componía estas maravillosas melodías.

Hay que tomar una pequeña distinción entre las diferentes edades de los niños, pues cuando son más bebés, la música instrumental es la más adecuada, cuando se convierten en niños más mayorcitos, la música acompañada de letra y ritmo con vocales es más favorecedora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *