Estimulación temprana en niños de 0 a 3 meses

Llamamos estimulación temprana, a la motivación que recibe el bebé para desarrollar habilidades y conocimientos. Cuando el proceso estimulante se lleva a cabo durante los primeros meses de vida (mejor dicho desde el nacimiento hasta el tercer mes de vida), se lo denomina estimulación temprana. Se sabe que el primer año de vida es fundamental en el desarrollo del menor.

Hasta hace algunos años, la estimulación temprana era destinada casi exclusivamente a la estimulación de aquellos niños con características o predisposición a un retraso madurativo. Sin embargo, con el paso de los años, se descubrió la importancia de este tipo de incentivo, en cualquier niño.

La estimulación temprana, propone al bebé que desarrolle habilidades tales como el habla, la motricidad y la memoria, a través de tareas cotidianas, similares a un juego familiar. Algunas actividades de este tipo, sugieren el uso de juguetes llamativos y de colores, los cuales estén confeccionados en materiales de fácil manipulación.

Las alfombras didácticas, son un elemento de gran utilidad en estas instancias. Las mismas proveen al menor de un ambiente agradable, acondicionado al despliegue de las capacidades del niño. Las mismas reúnen color, buen tamaño y confort.

Apelar a la estimulación temprana en el bebé, puede llegar a marcar la diferencia entre un niño capaz, de uno con dificultades de aprendizaje. Por ello, que es tan importante tener en consideración su aplicación y desarrollo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *