Estrategias para afrontar los obstáculos

pensando en cambios

La vida nos presenta muchas veces obstáculos que nos hacen debilitar, pero la realidad es que somos padres y que tenemos unos hijos que merecen que saquemos todos los días nuestro coraje y valentía para poder superar todos los obstáculos. Somos su ejemplo y según cómo vivamos nosotros nuestra vida ellos vivirán la suya en el futuro cuando sean personas adultas.

Siempre habrá momentos de alegría, pero también tendrás momentos de estrés familiar, laboral e incluso social. Es importante construir tu resistencia encontrando formas saludables para lidiar con los desafíos y que tus hijos aprendan de ti. Esta capacidad te ayudará a sacar el máximo provecho de los buenos tiempos y podrás mantener tu perspectiva cuando se presenten momentos más difíciles.

Sé agradecido

Es importante ser agradecido con las cosas que nos suceden en la vida y por lo que tenemos a nuestro alrededor. La vida es demasiado preciosa como para dar las cosas por sentado. Aprecia y disfruta de lo que tienes te hará feliz y podrás disfrutar de los cambios.

Reconoce y expresa tus sentimientos

Los niños también deben aprender a expresar sus sentimientos para poder comprender las emociones y la mejor forma de que lo aprendan es viendo cómo lo haces tú primero. Además podrás afrontar mejor las dificultades al mostrar tus emociones porque sabrás exactamente cuáles son las emociones que te despierta un conflicto en concreto y así podrás buscar mejor las soluciones.

Si no haces caso de tus emociones sólo tendrás más ira, resentimiento e incluso podrías entrar en depresión. Nunca niegues lo que está pasando, sólo busca formas saludables para procesar tus sentimientos, por ejemplo hablando con un amigo cercano o escribiendo un diario.

Acepta las cosas que no puedes cambiar

Habrán muchas cosas en la vida que no podrás cambiar porque están fuera de tu control. En lugar de estresarte más de la cuenta acepta las cosas y enfréntate a tus limitaciones con dignidad y sentido del humor.

Y además, no olvides buscar el lado positivo de todo lo que nos ocurre porque si recuerdas un refrán que dice: “Lo que no nos mata, nos hace más fuertes”. ¡Es totalmente cierto! Los grandes retos siempre serán grandes oportunidades de crecimiento personal… si es necesario aprende de tus errores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *