Estreñimiento durante la gestación

Estreñimiento

El estreñimiento es un factor bastante molesto durante todo el proceso de crecimiento. Desde que nacemos, nuestros intestinos están para realizar la labor de explusar nuestras heces gracias al mecanismo digestivo de nuestro organismo. Sin embargo, la nutrición puede afectar a este ritmo.

Es por ello, que se debe de llevar una alimentación saludable desde muy temprana edad, no sólo porque beneficia a nuestra salud incorporando los nutrientes necesarios y manteniendo una línea corporal expléndida, sino también para que nuestra flora intestinal sea mucho más ‘ágil’. 

Sin embargo, a consecuencia de no llevar una dieta equilibrada y debido a las múltiples alteraciones que provoca el embarazo en nuestro organismo, se puede producir un estreñimiento, a veces leve o incluso severo.

Estreñimiento

La dieta mejor pensada para recuperar esos movimientos intestinales que favorecezcan a la expulsión de heces es el agua, la fruta y la fibra. Estos 3 tipos de alimentos, harán que las heces sean mucho más blandas de los normal, por que el estreñimiento disminuirá enormemente.

Hay que mantenerse hidratada siempre, no esperar a tener sed para beber agua. Con las hormonas del embarazo, el mecanismo del intestino se vuelve muy lento, causando este estreñimiento. Por tanto, el aporte de agua y fibra es esencial. La fibra la podéis encontrar en:

  • Frijoles negros.
  • Fideos integrales.
  • Cereales.
  • Alcachofa.
  • Brócoli.
  • Frambuesas.
  • Salvado de avena.

Si por consiguiente, aún cuando os alimentéis de manera correcta, el estreñimiento prosigue, debéis de optar por algún ablandador de heces, siempre en casos extremos y por prescripción médico. Estos se deben tomar con moderación, en casos muy graves, ya que los laxantes pueden crear dependencia.

Estreñimiento

Hábitos para prevenir el estreñimiento durante el embarazo

  • Realizar ejercicio físico – tal como nadar y/o andar unos 20-30 minutos al día, o 3 veces en semana. Esto ayudará a los movimientos intestinales.
  •  Adecuar un horario fijo en las comidas – Esto ayudará a que el instenstino se acostumbre, para luego evacuar con mucha más moderación.
  • Comer despacio y masticando correctamente – Así, favorecerá la trituración completa de las comidas, haciendo que las heces sean mucho menos consistentes.
  • Descansar lo necesario.

Más información – Estreñimiento en bebés, causas y soluciones


Categorías

Nutrición, Salud

Ale Jiménez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Estoy empezando recientemente en el mundillo de los blogger y me parece muy interesante. No soy madre aún,... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *