Estrías: la peor pesadilla del embarazo

Estrías durante el embarazoLas estrías, es una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en un embarazo. Es algo inevitable. Hoy vamos a conocer más de cerca a nuestras enemigas las estrías.

Lo primero que debemos saber es ¿qué son, a parte de nuestras enemigas?. Las estrías son cicatrices en la dermis, una de las tres capas de nuestra piel. Aparecen debido a una ruptura de las zonas elásticas profundas en la piel (fibras de colágeno) y se sustituyen por otras fibras más delgadas y desorganizadas.

Normalmente pensamos que las estrías solo aparecen cuando hay un estiramiento brusco en la piel, pero ese no es el único motivo. Tanto durante el embarazo como durante la adolescencia, el cuerpo segrega más cortisol. Es una hormona que debilita las fibras elásticas, especialmente al colágeno. Es por eso que también suelen aparecer estrías durante la adolescencia, sin necesidad de haber engordado de forma brusca.

Ahora que conoces los motivos por los que aparecen, puedes luchar contra ellas mucho mejor. Lo primero que debes hacer, incluso antes del embarazo, es utilizar exfoliantes con regularidad. Reemplaza tu gel de ducha una vez a la semana por un exfoliante suave. La piel respirará mejor y facilitará la penetración de las cremas.

Y lo segundo que debes hacer es utilizar a diario tu crema antiestrías preferida (o si lo prefieres, alguna receta casera antiestrías) desde el comienzo del embarazo. Aunque al principio no se engorda apenas, incluso hay mujeres que adelgazan, pero así irás dándole a tu piel la elasticidad que necesita. Lo mejor es que apliques la crema después de una ducha, cuando los poros están más abiertos por el calor. Aplícala dándote un suave masaje.

Es recomendable que sigas utilizando tu crema antiestrías también después del parto, al menos hasta que el bebé cumpla los 4 meses.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *