Etapas de la infancia

Etapas de la infancia

La socialización es el proceso por el cual se adquiere el significado de la indentidad personal y se aprende lo que las personas en el mundo circundante creen y cómo esperan que uno se comporte.

Las personas aprenden los valores, las normas y las habilidades de su cultura. Esto implica un aprendizaje inconsciente e influye en la personalidad y la conducta social. Este aprendizaje dura toda la vida.

A continuación veremos las características de las distintas etapas en relación con la participación.

Etapas de la infancia

La infacia se puede dividir en 4 etapas:

  1. La primera infancia. El primer año de vida. Somos totalmente dependientes. Se desarolla el sentido de la confianza con una atención adecuada.
  2. Comienzo de la niñez. El segundo año de vida. Si no hay un excesivo control se desarrolla el sentido de autonomía. Ya pueden andar solos.
  3. Edad de juegos. Desde los 3 a los 6 años. Es la etapa de las tareas motrices habituales. Se adquiere el control del cuerpo. Hay un deseo de independencia. Si se les comprende bien desarrollarán la iniciativa.
  4. Edad escolar. A partir de los 6 años. Empiezan a dominar las habilidades motrices básicas. De 6 a 8 años el niño demuestra curiosidad por todo y adquiere mayor conocimiento y control de sí mismo. Es a partir de los 7 años cuando empieza a desaparecer el egocentrismo y se amplía el interes social y hacia los demás.

Etapas de la infancia

A partir de los 9 años el niño empieza un periodo conocido como infancia intermedia y va adquiriendo coordinación y control muscular que se va perfeccionando hasta los 11 años. A los 11, el desarrollo de los cinco sentidos es completo y se van definiendo otros tipos de capacidades como la esquemática, el realismo visual y el pensamiento lógico.

Si se valora sus esfuerzos, los niños desarrollan un sentido de confianza e industria (maña y fuerza o artificio para hacer una cosa). En esta socialización y desarrollo pueden influir también factores como:

  • Posición económica.
  • Educación familiar.
  • Creencias.
  • Lugar y contexto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *