Cómo evitar los terrores nocturnos en los niños

Lo primero que debes saber es que los terrores nocturnos son frecuentes. El 40% de los niños ha tenido algún episodio. En este artículo te daremos unas cuantas pautas de cómo afrontar estos terrores nocturnos de tus hijos, y consejos para evitarlos.

Una de las primeras cosas importantes es saber distinguir entre terrores nocturnos y pesadillas. Cuando se trata de terrores nocturnos el niño o niña se despierta rápidamente de su sueño aterrorizado. Puede hacerlo gritando y confundido, pero no recuerda por qué. Físicamente puede estar sudando, con una respiración y frecuencia cardiaca rápida y pupilas dilatadas. El episodio dura alrededor de 10 a 20 minutos y luego se vuelve a dormir.

Consejos para prevenir terrores nocturnos en los niños

Los terrores nocturnos suceden en el sueño profundo, durante las primeras horas de la noche. Es muy importante que el niño o niña consiga conciliar el sueño plácidamente. Para ello eliminaremos los elemento que le excitan y activan antes de irse a la cama. Videojuegos, y pantallas del móvil o la tablet, aunque vean programas relajantes, en realidad son muy excitantes e incrementar la posibilidad de los terrores nocturnos.

Un baño antes de acostarse, seguir una rutina, tener un horario regular, aunque sea fin de semana, encontrarse seguro en su habitación, le ayudará a conciliar el sueño. Procura que diariamente duerma, al menos, ocho horas. Algunos especialistas no consideran adecuado dejar una luz encendida a modo de guía, en cambio otros sí la recomiendan.

Ayúdale a gestionar sus emociones. Hablad sobre sus inquietudes, o si algo le preocupa. Así evitarás que éstas se acumulen. Si ya tiene edad para ello, pídele que escriba en un diario con las actividades que tiene que hacer al día siguiente. Así no le preocupará olvidarse de algo.

Consejos sobre cómo deben actuar las madres

Uno de los primeros consejos que debemos darte es que tú misma no te muestres preocupada por lo que pasa. Lo más normal es que el niño no se acuerde de lo que ha pasado la noche anterior, pero al ver tu tensión, pensará que está pasando algo malo, y esto le puede provocar ansiedad estrés.

No trates de despertar a tu hija mientras sufre el episodio de terror nocturno, puede mostrarse violento con quien le despierta. A nivel práctico quita cualquier objeto cercano a la cama y sepárala un poco de la pared, para evitar que se pueda lesionarse cuando se mueva. Para que estés más tranquila puedes entrar en su cuarto despacio o vigilarle desde la puerta. Recuerda que tu hijo no está sufriendo, suelen calmarse y volverse a dormir en unos minutos.

Existe una terapia que ha demostrado se eficaz en muchos casos. Se trata del despertar programado. Si tu hijo suele tener los terrores sobre la misma hora, despiértale 15-30 minutos antes del momento en que estos pasan. Así podemos romper el ciclo del sueño y prevenir el episodio.

Causas habituales de los terrores nocturnos

fiebre nenes

Conocer las causas más comunes que provocan terrores nocturnos en los niños te ayudará a prevenirlos, o por lo menos a tratar de controlarlos. Estas son:

  • Antecedentes familiares. La tendencia a padecer terrores nocturnos puede heredarse, el 80% de los niños con terrores tiene algún familiar con este problema. Es posible que sus hermanos y hermanas mayores también lo hayan padecido o alguno de sus progenitores.
  • Desarrollo inmaduro del cerebro. En ocasiones los terrores nocturnos reflejan etapas del desarrollo en el que el cerebro aún es inmaduro. Este es el motivo por el que el niño, la niña, tiene dificultad para salir completamente del sueño muy profundo o despertarse, y se produce un despertar incompleto.
  • La fiebre y ciertos medicamentos también pueden aumentar las fases de sueño profundo haciéndolas aún más profundas.
  • La falta de sueño, hiperactividad, THA, o tener horarios de sueño irregulares, puede ayudar a que aparezcan terrores por la noche.

En general los terrores nocturnos desaparecen a medida que el niño crece, alrededor de los 12-15 años. Si permanece con frecuencia o aparece después de esta edad, te recomendamos que consultes a un especialista.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.