¿Existe tratamiento para la tartamudez en niños?

Niña temerosa a la hora de hablar y tartamudear.

El niño tartamudo intentará evitar reuniones donde tenga que hablar, para no sentirse observado o recibir burlas.

Tras el diagnóstico de tartamudez en los niños, los padres se preguntan si existe un tratamiento y de qué se trata. A continuación definiremos este trastorno del habla y hablaremos del proceso a seguir.

¿Qué es la tartamudez?

Una persona con tartamudez, normalmente por herencia genética, y tiene problemas para comunicarse de un modo fluido al hablar. Los niños que en su infancia presentan algún déficit en su desarrollo normal también pueden llegar a tartamudear. Este problema resulta molesto para quienes lo sufren, porque pese a saber lo que quieren transmitir, son emisores que no logran hilar el mensaje sin pausas ni titubeos.

Hay niños que tartamudean cuando aún no tienen la suficiente práctica en su lenguaje, y con el tiempo logran enunciar palabras seguidas sin problema alguno. A niños con tartamudez les cuesta comenzar una frase y prolongan y repiten los sonidos, y entre ellos, silencios. Se percibe también en su rictus facial, tensión al pronunciar determinadas palabras, como las que comienzan por “C”. En su discurso pueden existir tics, temblores o movimientos exagerados. En ocasiones el niño que tartamudea en la infancia no mejora al llegar a la edad adulta.

¿En qué momento hay que sospechar y consultar a un especialista?

Los niños hasta los 5 años pueden tartamudear, sin embargo no es algo permanente, mejora con el tiempo pudiendo desaparecer. A quienes les persiste en el tiempo durante meses, mejora y reaparece según el niño crece, genera ansiedad e impide una normal comunicación con las personas de su entorno. Estos niños deben visitar al médico, y posteriormente a un logopeda, para que se emita un diagnóstico y se tomen medidas.

El médico necesitará los años del pequeño cuando ocurrió el primer tartamudeo, si existen antecedentes en la familia, o si el niño tiene motivos por los que estar más ansioso para tartamudear, cómo le afecta… El padre debe consultar al especialista si tiene mejoría, los tratamientos más recomendables, datos concretos del tema, o si existen grupos de apoyo para compartir con otros padres.

Existe tratamiento

Niña se burla de otra por su forma de hablar.

La impotencia del niño con tartamudez es tener claro qué quiere decir, y no lograr exponerlo con claridad.

Tras diagnosticar al niño de tartamudez, el profesional a cargo del problema, el logopeda, le evaluará y propondrá un tratamiento, según sus necesidades específicas. En cuanto a fármacos, todavía no se ha comprobado que existan unos adecuados, para mitigar o eliminar el trastorno. No está asegurado que el paciente vaya a hablar con total fluidez, sin embargo un tratamiento puede ayudarle a pausarse menos al hablar y perder el miedo y la inseguridad para participar más en el colegio, con sus amigos y familiares en reuniones o actividades.

  • Dispositivos electrónicos: Posibilitan mejorar la fluidez a la hora de hablar. Los logopedas pueden asesorar en la elección del mejor dispositivo para cada niño.
  • La terapia cognitiva conductual: Ayuda a mejorar la falta de autoestima, la ansiedad, el miedo a participar y que otros se burlen… Consigue que se identifiquen puntos que dañan el proceso del habla.
  • La terapia del habla: Con ella se logra que el habla mejore con el paso del tiempo. Detecta cuando se tartamudea y sirve para hablar de un modo más calmado y sin balbuceos.

¿Qué significa para el niño su tartamudez?

El niño tartamudo puede restringir el contacto con personas por decisión personal. Probablemente en muchos de los actos donde se vea acompañado por otros y tenga que intervenir o exponer algo, se sienta cohibido, asustado e incapaz de superar ese pánico a exponerse. Y en esos momentos de agobio y nerviosismo, lo único que logra el niño es que su tartamudez empeore.

Estar solos, o con gente de mucha confianza, es el único momento donde quienes tienen este problema logran hablar sin tartamudear. El niño siente que no es normal, que no puede comunicar lo que quiere, y siente impotencia, rabia, y tiene la sensación que le observan y juzgan. El niño lo que necesita es hablar con otros de un modo tranquilo, por turnos y sin que le pisen o digan lo que él quiere decir. Los padres deben darle su tiempo sin interrumpirle, y elogiar sus logros. El apoyo de todos le hará sentirse más seguro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.