Cómo explicar a los hijos adolescentes los métodos anticonceptivos

El cuerpo de tu hijo o hija está cambiando y sus intereses también. En las chicas es más evidente que su vestimenta y conversaciones con las amigas ya no giran sobre los mismos temas, y el amor, el sexo, los anticonceptivos van a salir a relucir. Si quieres que tu hija e hijo tengan una información veraz, y les llegue desde una persona de confianza, ha llegado el momento de hablar con ellos sobre los métodos anticonceptivos.

A través de una conversación abierta, natural y dispuesta a dar toda la información que tu hijo o hija te demande podrás abordar el tema de los anticonceptivos, los embarazos no deseados, con repercusiones tanto para las chicas como los chicos, y las enfermedades de transmisión sexual.

¿Por qué mis hijos deben tener información sobre anticonceptivos?

Algunos padres, madres y padres, no se atreven a tocar el tema de los métodos anticonceptivos en casa porque piensan que es dar por hecho que los hijos, ellos y ellas, ya mantienen relaciones sexuales o es incentivarles a hacerlo. Esto no es así, mantengan o no relaciones la información debería ser previa a “perder la virginidad”.

La pubertad, el despertar de las hormonas es un proceso natural, no va a dejar de pasar porque no hablemos con ellos. La decisión de mantener o no relaciones sexuales es su responsabilidad. Como madres lo que podemos hacer es asesorarles e informarles sobre las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos, anticonceptivos y todo aquello que consideremos importante.

Los expertos en sexualidad siempre recomiendan tratar el tema con un aspecto positivo. No se trata de algo vergonzoso y malo. Con ello conseguiremos fomentar en los adolescente una mayor tendencia a usar anticonceptivos de forma eficaz y responsable. En general, las madres suelen tratar el tema con las hijas y el padre con los varones.

Los anticonceptivos y los adolescentes

Todos los expertos coinciden en que tanto el condón femenino como masculino es el mejor método anticonceptivo para parejas poco estables. Por un lado previene los embarazos no deseados, y por otro, y muy importante de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). La mayoría de los jóvenes, cuando desechan su uso, es por “tener que ponérselo” mientras se realiza el acto sexual. El preservativo femenino, en cambio, se puede colocar hasta 8 horas antes de tener la relación, así que esto ya no es excusa.

Después están los anticonceptivos que no son métodos de barrera, como las píldoras anticonceptivas, la inyección de progestinapíldora, el DIU, el anillo vaginal, o el implante subcutáneo. Estos no previenen las enfermedades de transmisión sexual, y es muy importante que se lo recalquemos a nuestros hijos, tanto a ellos como a ellas.

Son muy eficaces para prevenir los embarazos, y no necesitan estar pendiente de ellos cada día, pero pueden tener algunos efectos secundarios para las chicas. Todos estos métodos tienen que estar supervisados por un médico. Puedes reforzar la comunicación con tu hija recordándole si ha visitado al ginecólogo o se ha hecho la revisión.

Aclarar los mitos y leyendas urbanas

anticonceptivos

En internet, a través de las redes sociales y los propios amigos pueden transmitir una información sobre los anticonceptivos distorsionada y sin fundamentos que puede ser muy perjudicial. Como madres debemos informar con rigor.

En este sentido, debemos explicarle a nuestros hijos que los métodos que no sirven para prevenir embarazos son cosas tales como tomar mucho limón, comer óvulos vaginales, meter una aspirina en la vagina, tomar diferentes tipos de hierba, ayunar, lavados vaginales con vinagre y sal…

Es importante que sepan que en todas las posturas de penetración vaginal es posible quedarse embarazada, que la marcha atrás no evita embarazos, y que tampoco sirve de nada tomar una pastilla anticonceptiva sólo el día que se tiene la relación sexual.

En general, los adolescentes varones creen que la anticoncepción es responsabilidad de su pareja mujer. Debemos inculcar y educar a los jóvenes en  la corresponsabilidad de los dos géneros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.