Fabrica un jardín vertical con niños

Enseñar a los niños a respetar la naturaleza, es una responsabilidad de todos los padres y las madres. Es fundamental que los pequeños conozcan la importancia de la vegetación, lo que significa para nuestro oxigeno y por lo tanto, para que podamos seguir viviendo. Cuando los niños son muy pequeños es difícil enseñarles con palabras, por eso debemos hacerlo con ejemplos.

Para los pequeños es más fácil entender la importancia de las cosas, si se lo explicamos con ejemplos. Una actividad que podemos realizar con niños es la jardinería. Enseñarles como se cuidan las plantas, como se alimentan y que necesitan para vivir es importante. Pero además si les enseñas a hacerlo, serán mucho más conscientes, y se aplicarán para que su planta sea la más bonita y mejor cuidada.

Uno de los problemas que podemos encontrar a la hora de hacer un jardín, es el espacio. La gran mayoría de personas viven en pisos, por lo que no es fácil disponer de una parcela de tierra donde poner las plantas. Pero desde hace unos años está muy en tendencia el crear jardines verticales, de forma que cubrimos el problema del espacio. Además podemos hacer grandes creaciones en cualquier rincón de nuestro hogar.

Hoy os traigo algunas alternativas para fabricar un jardín vertical con niños, además utilizando elementos reciclados. Podréis pasar grandes ratos en familia llevando a cabo estas creaciones. Lo que aquí ves te puede servir de inspiración, pero si eres creativa o lo son especialmente tus hijos, puedes hacer tu jardín vertical con tu propio diseño. Así tendrás un elemento único que llenará de vida tu hogar.

Huerto reciclado

Esta idea es muy sencilla de realizar, solo necesitas algunas botellas de refrescos. Cuando estén vacías lávalas bien con agua y jabón, deja que se sequen bien antes de comenzar. Cuando estén listas, dibuja un rectángulo sobre uno de los laterales, recorta con la ayuda de un cúter o un cuchillo. Lima los bordes con una hoja de lija de grano suave, para que los niños no tengan riesgo de cortarse.

Esta parte es la que pueden realizar los niños, que cada uno llene con tierra la botella, hasta la mitad aproximadamente. Después podrán hacer un hueco para poner la planta que hayan elegido, si quieres también podéis hacer alguna planta con semillas. Es importante que las plantas no sean demasiado grandes, para que no sobresalgan mucho y no pesen demasiado.

Unir las botellas es fácil, utiliza una cuerda resistente. Solo tendrás que realizar un pequeño agujero en cada extremo de la botella por la parte trasera, de forma que pase la cuerda. Por el delantero solo tendrás que darle un par de vueltas con el tapón un poco desenroscado, después cierra bien. Procura no poner demasiadas botellas en cada cuerda, con un par será suficiente.

Es preferible que no quede demasiado alto, para que los niños puedan acceder fácilmente y regar sus plantas frecuentemente.

Jardín vertical en colores

Esta otra idea también se fabrica con botellas de refrescos pero en este caso van pintadas, así tendrás un jardín bien colorido. Para colocarlas necesitarás un palé y unos alambres finos. Procura que no queden extremos a la vista, no queremos que los niños puedan hacerse daño.

Jardín vertical para niños

También puedes utilizar otro tipo de elementos donde colocar las plantas, garrafas de agua, cubos de plástico e incluso botas o zapatos de goma que ya no sirvan. Como ves, puedes tener un pequeño jardín con muchos objetos reciclados. Algo especialmente importante para que los niños, aprendan el valor de reutilizar las cosas que ya no sirven.

Huerto vertical con guantes de goma

También puedes utilizar unos sencillos guantes de goma, muy fáciles de encontrar. Además pesarán poco y se podrán colgar con más facilidad, algo esencial si no tienes demasiado espacio. Si los colocas a una altura que sea adecuada para los niños, puede ser una alternativa perfecta para que aprendan a cuidar las plantas. Después podéis hacer algo más elaborado.

Jardín con cápsulas de café

Esta última inspiración es perfecta para sembrar hiervas aromáticas. Con unas cápsulas de café que ya estén utilizadas, puedes tener tu propio huerto donde encontrar las hiervas para cocinar. Perfecto para sembrar hierbabuena, menta, perejil o albahaca.


Categorías

Manualidades

Toñy Torres

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.