Tips para facilitar a tu hijo la entrada a la E.S.O

El paso de la educación primaria a la secundaria supone una serie de cambios importantes; cambio de compañeros y profesores, exigencia en el rendimiento, autonomía en las tareas, volumen de deberes, etc. Estas variaciones coinciden con la entrada en la adolescencia, etapa en la que es latente una evolución física, intelectual y psicológica.

La adaptación a la E.S.O afecta tanto a los estudiantes como a su entorno familiar. De hecho hay muchas familias preocupadas por el salto de sus hijos a la ESO. Es completamente normal que los padres tengan cierto recelo e inquietud ante la entrada de sus hijos en el instituto. Según los expertos, primero de E.S.O es prácticamente el curso más importante de la educación secundaria.

La clave para afrontar esta nueva etapa es mantener una actitud positiva y muchas dosis de paciencia y motivación por ambas partes; estudiantes y familias.

¿Cúales son los principales cambios en la E.S.O?

La entrada al instituto (IES) supone para muchos jóvenes un cambio de centro. En esta nueva etapa educativa tendrán que compartir su espacio con estudiantes más mayores, siendo ellos los más pequeños. Este cambio está ligado a un menor control por parte del equipo de profesores y por consiguiente a una mayor libertad y autonomía de los alumnos.

También compartirán aula con nuevos compañeros de clase y nuevos docentes. En general un tutor y un profesor diferente para cada una de las asignaturas. Se amplía el horario (de 25 a 30 horas semanales) y hay un aumento del número de asignaturas. Se incrementa el nivel de exigencia y eso requiere más trabajo y esfuerzo para mantener el nivel académico adquirido hasta ese momento.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo durante el inicio de la E.S.O?

  • Habla con él. La comunicación con los adolescentes es vital para que vayan ganando autonomía y responsabilidad. Transmítele a tu hijo la seguridad que necesita.
  • Dale un margen de tiempo para que se adapte a su nuevo entorno.
  • Mantén entrevistas periódicas con su tutor. Eso te permitirá conocer la evolución de tu hijo y estar informado de cualquier problema que haya podido surgir.
  • Valora de forma positiva el instituto y a sus nuevos profesores.
  • Evita el uso de premios y castigos asociados al estudio. Buscad soluciones ante situaciones específicas o malas calificaciones. Las sanciones no son efectivas a estas edades.
  • Cuida sus hábitos alimentarios. No olvidéis la importancia de un desayuno completo y equilibrado que aporte la energía necesaria para afrontar la jornada escolar. Si la jornada es intensiva necesitarán un tentempié a media mañana. Evitad la bollería industrial y los productos y bebidas con un alto contenido de azúcar.
  • Un buen descanso es fundamental para superar con  éxito los retos del día a día. Eso puede ser complicado en esta etapa ya que los preadolescentes tienden a retardar la hora de conciliación del sueño y, por lo general les cuesta bastante madrugar.

Cómo mejorar sus hábitos de estudio

  • Buscad un sitio específico y adecuado para el estudio que esté libre de distracciones, eso favorecerá su nivel de atención y concentración. Ten en cuenta que el tiempo que tendrá que dedicar a sus tareas escolares es mayor que en primaria.
  • Ensénale a planificar su tiempo y sus deberes. Una opción es hacer un horario de estudio y colgarlo en un sitio visible en el lugar de estudio. Cuando más específico sea mucho mejor. Puede incluir también los horarios de las actividades extraescolares y pequeños descansos.
  • Repasad las diferentes técnicas de estudio (resúmenes, esquemas, subrayado, etc. Es importante que se acostumbre a usarlas especialmente cuando tenga que preparar algún examen.
  • Motívalo siempre que sea necesario. Hay muchos factores que influyen en la desmotivación en los chicos de estas edades; menor control, mayor volumen de trabajo personal, metodología de los nuevos profesores, cambios físicos y hormonales, nuevas amistades, etc.
  • Valora su esfuerzo aunque los resultados no sean los esperados. Así aprenderá que su trabajo ha valido la pena.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.