Fases de la Luna para niños

fases luna niños

La Luna, es un satélite del planeta Tierra que se puede ver cuando el cielo esta oscuro, es decir cuando cae la noche. Es considerado, uno de los fenómenos naturales más llamativos e interesantes, tanto que hasta se ha viajado a ella para conocerla y analizarla. Si quieres saber cómo explicar las fases de la luna para niños, en esta publicación te guiamos a ello.

El conocer este proceso, puede resultar interesante no solo a los más pequeños, sino que también a los adultos. Es fascinante conocer los cambios que se producen en la Luna, conforme van pasando los días y como cada una de sus fases es diferente. Quédate y descubre todo lo que gira alrededor de este satélite.

¿Qué es la Luna?

Luna

Antes de comenzar a explicar a los más pequeños cuáles y cómo funcionan las diferentes fases de la Luna, es importante que comprendan la estructura del sistema solar y de todos los cuerpos que lo componen.

Para facilitar esta comprensión, puedes ayudarte en una maqueta del sistema sola o en plantillas donde aparezcan todos los cuerpos, para que viéndolo sea más sencillo de entender. No solo diferenciaran los cuerpos celestes, sino que también las orbitas.

Cuando tengan el concepto claro de que la Luna es un satélite natural, es el momento de iniciar la explicación de sus diferentes fases. Cuando vayan comprendiendo poco a poco diferentes rasgos puedes ir añadiendo más conocimientos como, por ejemplo, por qué tiene agujeros.

Fases de la Luna para niños

fases de la luna

Cuando ya tengan conocimientos básicos de la estructura del sistema solar, es el momento de explicarles en qué consisten cada una de las fases que presenta la Luna, por qué unas veces cuando miramos al cielo es redonda completa y otras veces no. Comenzarás explicándoles las cuatro fases principales para que sea más fácil identificarlas.

  • Cuarto creciente: esta primera fase se identifica cuando la Luna aparece en el cielo a la mitad, es decir una mitad iluminada y la otra no. Se le llama creciente, porque el lado que está iluminado, derecho, es el que se toma de referencia.
  • Luna llena: es la más fácil de diferenciar de todas las fases. Esta fase ocurre cuando desde la Tierra podemos ver de manera perfecta toda la superficie de la Luna iluminada.
  • Cuarto menguante: en esta fase se aprecia la parte izquierda de la Luna iluminada. Como en el caso de la fase creciente, mitad iluminada y mitad oscura. En este caso la luz va disminuyendo en la zona iluminada.
  • Luna nueva: en este caso, la Luna no se ve, esto es debido porque la posición en la que se encuentra, es la opuesta a la de la fase de la Luna llena. Se identifica este tipo de Luna ya que cuando miramos al cielo, tenemos que intuir donde está.

Estas serían las cuatro fases principales, pero también existen otras etapas intermedias que puedes ir enseñándoselas a los más pequeños conformen vayan absorbiendo nuevos datos. Estas fases intermedias serian: creciente cóncava, creciente convexa, menguante convexa y menguante cóncava.

Actividades para explicar la fase de la luna en niño

Cuando los pequeños ya tengan claro cuáles son las diferentes fases de la Luna, es el momento de proponerles una actividad con la que además de demostrar sus conocimientos van a divertirse. Se trata, de una actividad educativa de astronomía perfecta para los más pequeños, un calendario lunar.

Los materiales que se van a necesitar son pinturas o rotuladores, un cartón o cartulina, un papel negro grande, imágenes de las fases de la luna y pegamento.

Fases de la luna plantilla

https://es.vecteezy.com/

Lo primero es imprimir una plantilla donde aparezcan las diferentes fases de la fase lunar para que le sirvan a tu pequeño de referencia para posteriormente dibujarlas. Cuando la tengas impresa, dejadla a un lado y coger el cartón o la cartulina.

Con ayuda de un rotulador o pintura acrílica, pinta toda la superficie de un color azul o negro que imite al cielo de noche, nosotros te aconsejamos que sea un azul. Cuando esté finalizado, déjalo secar.

Una vez seco, es el momento de dibujar alrededor del cartón, como si fuesen las horas del reloj las diferentes fases de la luna. Puedes ayudarte con un rotulador blanco, otro negro y amarillo para hacer estrellas.

Cuando tengas los dibujos finalizados, en una cartulina a parte escribe los nombres de las fases, recórtalos y es el momento de jugar ¿Seguro que te sabes que nombre va con cada dibujo?

Como habéis podido observar una actividad muy sencilla para los más pequeños además de divertida y educativa. Puedes adaptarla a cualquier edad o incluso puedes añadirle una flecha u otros elementos que la hagan diferente. A través de juegos los niños aprenden mucho más rápido sintiéndose cómodos y entretenidos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.