Fases para ayudar a los niños a dejar el chupete

Decirle adiós al chupete no es fácil. En el niño encuentran un objeto de consuelo, les ayuda a dormir y les proporciona calma. Algunos niños lo dejan de forma natural pero a otros hay que echarles una manita para conseguirlo.

Por lo general, es aconsejable dejar el chupete entre los 24-36 meses. Según el tipo de relación que tenga con el chupete será más fácil o más difícil el proceso.

¿Qué tipos de relación hay?

Pues los niños tienen dos maneras de relacionarse con el chupete: una más sana donde lo usan en momentos determinados (dormir, sueño, estrés…) o cuando lo usan para todo, no saben estar sin él y si no lo tienen montan en cólera. Esta última es una dependencia que hará que se complique el tema.

¿Cómo ayudarle a dejar el chupete?

Si tiene un tipo de relación con el chupete esporádica puede incluso que él mismo se despida de un día para otro. Llegará un momento en el que ya no lo necesitará y se olvidará de él. Pero si todavía no ha pasado y necesita un empujoncito o si su dependencia es mayor os dejamos unos consejos.

Fase previa

Hay padres que deciden quitarle el chupete de golpe a sus hijos y en otros casos de forma paulatina. Siempre es bueno prepararles para esta nueva etapa de su desarrollo. Esta fase puede durar un mes.

  • Hablar con el niño. Explícale los motivos por los que debería dejar el chupete.
  • Leer cuentos sobre el tema. Hay cuentos donde los personajes dejan de usar el chupete porque ya son niños mayores.
  • Fomentar su autoestima. Destacar las cosas que si sabe hacer  como los niños mayores y felicítalo.

Fase despedida

A llegado el momento de decirle adiós al chupete.

  • Ponerlo en un lugar que no esté a su alcance. Lo puede elegir él, y que cuando lo necesite nos lo pida. Al no tenerlo a mano puede que se olvide de él más fácilmente.
  • Suplir la función del chupete. Si el niño lo usa para calmarse podemos abrazarlo y calmarlo de forma afectiva.
  • Sustituirlo por otro objeto. A mi hermana de pequeña le daban una pequeña mantita que le daba consuelo y que cogía cuando tenía sueño.
  • Globo de Helio. Otra idea muy bonita es marcar entre los dos un día en el calendario cuando se hará la despedida de los chupetes. Ese día se compra un globo de helio y en un sitio bonito (playa, montaña, parque…) se le atan todos los chupetes. Una cuenta atrás entre ambos antes de despedir para siempre a la etapa del chupete (si, los padres también tienen que despedirse, sus hijos dejan de ser bebés). Cualquier otra despedida bonita que se te ocurra estará bien.
  • Felicítalo. Dile lo orgullosa que estás de él y lo bien que lo está haciendo.

Fase de consuelo

Tras los primeros momentos de alegría por padres y niños, llegarán los momentos en los que requiera del chupete. Es un momento de inseguridad para padres y niños. Siempre ha tenido el chupete para consolarlo y en momentos de angustia querrá volver a usarlo. Necesitará de tu ayuda para aprender a calmarse, querrá mimos extra y una buena dosis de paciencia.

En esta fase puede que le cueste dormirse y esté más irascible. La tentación de volver atrás es mucha para los padres que ven sufrir a su hijo pero podemos hacer algo para calmarlos. Mimos, mimos y más mimos.

Paciencia

Lo importante es que no te obsesiones ni metas presión al niño. Estate atento para proporcionarse un consuelo extra esos días. No le riñes o castigas porque será mucho peor. El proceso hay que llevarlo a cabo de la forma más respetuosa para el niño. Entiende que el chupete es algo que los padres les proporcionamos a los niños y luego decidimos quitárselo.

Si les forzamos, corremos el riesgo de que se empiecen a chupar el dedo. Y es más fácil dejar que usen el chupete que dejar que se chupen el dedo.

Por que recuerda…hay que hacerlo cuando el niño y los padres estén preparados.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Consejos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.