Feng Shui en la decoración de la habitación del bebé

A veces nos sorprendemos al entrar a una habitación de bebé y respirar un aire de orden, tranquilidad y de acogimiento. Y es que el dormitorio es uno de los lugares más importantes de nuestra vida al ser el lugar de descanso y de sueño.

Y si deseas que tu bebé se despierte más relajado, en paz consigo mismo, con la vitalidad y la energía hay que seguir algunos consejos de cómo lograr un buen Feng Shui, que es  una técnica milenaria que propone colocar las piezas de tal forma que se logra una armonía en  general.

Veamos los consejos :

– La cuna debe ser el protagonista de la habitación por lo que es recomendable que a la hora de ubicar la cabecera no deben estar orientada directamente a ninguna puerta ni ventada, ni a un pasillo abierto ni a un baño.

– Tampoco debe estar bajo un depósito de agua ya que las paredes con cañerías pueden favorecer el insomnio ya que estimulan la energía vital.

Hay que tener en cuenta que la forma en que estén orientadas la cuna, según los puntos cardinales, también tiene su significado :

– Una cama orientada al Sur, fortalece la intuición y estimula los sueños y la capacidad de retención
– Una cama orientada al Norte, favorece la salud y la energía vital
– Una cama orientada al Este, provoca dinamismo y ganas de vivir
– Una cama orientada al Oeste, constituye un buen mecanismo contra el estrés y la agitación.

Finalmente, se recomienda evitar poner algunos objetos junto a la cama o la cuna que puedan favorecer el nerviosismo, la inquietud y el insomnio, como es el caso de una bicicleta, una televisión, computadora, plantas, o un espejo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *