Fiesta de cumpleaños en el parque

Las fiestas de cumpleaños, han pasado a ser un auténtico negocio. Antes se celebraban más en familia, ahora hay incluso, empresas que se dedican a ello.

Pero siempre podemos optar por organizarla nosotros mismos, por ejemplo, en un parque de la localidad. ¿Te atreves?, pues adelante.

Si existen varios niños que siempre juegan y acuden a ese parque, es cuestión de hablar con los padres y habilitar un espacio para ubicarla. Puedes consultar con el organismo oficial, por si necesitas algún permiso e incluso, puedes proponer que se cree una zona permanente para efectuar este tipo de fiestas allí.

Hay que tomar medidas de seguridad para que los padres, estén totalmente tranquilos.

Sillas, mesas, toldos… todo un mobiliario que sea suficiente, contando con los papas que acudirán para acompañar a sus pequeños.

En cuanto a la comida, la puedes encargar o bien realizarla tú misma. Pide ayuda a alguna de tus amigas para preparar algunos bocadillos, sándwiches, refrescos, bocados dulces y salados  y… por supuesto, la tarta de cumpleaños.

Con el área de juegos, no tendrás ningún problema, pues en el parque ya tienes todo lo necesario para que un niño se divierta. Columpios, toboganes, balancines… todo resulta de lo más adecuado. Si te apetece, puedes alquilar una piscina de bolas o hinchables.

Para la supervisión de los niños, los padres que organizan la fiesta, no pueden estar atentos a ello. Puedes contratar a algún monitor para que ejerza este papel tan importante.

Realizar una fiesta de estas características, hace involucrarse más a los papás para realizar los preparativos que han de divertir a su hijo y a sus pequeños invitados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *