Estoy llegando al final del embarazo ¿Sabré distinguir si empieza el parto?

 

 

Vamos llegando al final de nuestro embarazo y nuestro cuerpo y nuestra mente empiezan a impacientarse.  La cercanía del parto nos hace empezar a pensar en el momento y nos surgen todo tipo de dudas. Empezamos a notar sensaciones nuevas, cualquier síntoma nos pone sobre aviso y no tenemos claro si nos avisa del principio del parto o no. ¿Qué hago, voy al hospital o no?

El parto

El parto es un proceso fisiológico para el que nuestro cuerpo se prepara desde el principio del embarazo. Aunque la medicina ha tenido grandes avances, actualmente seguimos sin conocer con antelación el momento exacto en el que se iniciará el parto ni cuáles son las causas que lo ponen en marcha.

Si ya has llegado a la semana 36 de embarazo. ¡Enhorabuena! Cada vez está mas cerca el momento de conocer a tu bebé. El parto es normal que ocurra a partir de la semana 37.

Últimas pruebas

Seguramente te habrán extraído una muestra del flujo vaginal y rectal para realizar un cultivo y valorar la presencia del Streptococo  Agalactiae. Tu matrona, en los cursos de educación maternal, te habrá explicado la necesidad de esta determinación.

Cultivo de exudado vagino-rectal

Se trata de detectar una bacteria que, a veces, está presente en la flora vaginal o rectal de algunas personas. No es patológica para ellas, pero cuando el bebé pasa por el canal del parto puede infectarse con esa bacteria y sería muy peligroso para su salud.

Es importante saber si eres o no portadora de este Streptococo  Agalactiae porque en caso de que lo seas, será necesario el tratamiento con antibióticos durante el parto, no para tratar la infección en la mamá (no se considera infección), sino para evitar los efectos de la bacteria en el bebé.

En muchas maternidades también tendrás una visita con el anestesista, que después de revisar la analítica del tercer trimestre valora la posibilidad de administración de analgesia epidural en el parto.

Monitores

Éstas son las últimas pruebas que te realizarán antes de empezar las visitas en las consultas de la maternidad elegida, a partir de ahora todas las visitas serán en la consulta de monitorización.

En esta consulta te darán el resultado del exudado vaginal y rectal y te realizarán monitores. Para realizar los monitores te colocarán unos cinturones alrededor del abdomen durante 20 o 30 minutos.

La finalidad es registrar tanto la frecuencia cardiaca de tu bebé como la existencia o no de contracciones uterinas. Después, normalmente pasarás a consulta con el obstetra.

Para acudir a esta consulta es importante que desayunes bien en casa y te lleves algo de comer para tomarlo antes de realizar el monitor. Es normal que cuando llegues a la consulta, hayan pasado varias horas desde el desayuno y el bebé estará dormido, así que un zumo o una pieza de fruta le aportan la glucosa necesaria para que se despierte…

En la consulta de monitores te citarán dos o tres veces, dependiendo del momento en que ocurra el parto. Normalmente en la semana 39/40 será la primera cita. Las citas serán semanales al principio y al final serán cada 48 horas aproximadamente.

Si 10 días después de tu fecha probable de parto no has dado a luz se te indicará la necesidad de estimular el parto. Generalmente, en la última consulta de monitores, te dan las normas para tu ingreso en la maternidad.

Cuando acudir al servicio de urgencias

  • Si se rompe la bolsa de las aguas. Puede que la rotura sea franca y no tengas dudas o que la salida de líquido sea mas leve pero continua, te notarás con sensación de humedad constante. Si el líquido es transparente y el bebé se mueve de forma normal podemos darnos una ducha antes de ir a urgencias, pero si el color del líquido tiene un tono verdoso o sanguinolento o el bebé no se mueve es mejor no esperar.

En cualquier caso, ante la duda mejor acudir y consultar

  • Si tienes contracciones cada 5 minutos, que duran casi 1 minuto, durante 1 hora. Ten en cuenta el lugar donde vives y su distancia al hospital. En una gran ciudad en hora punta puede ser muy complicado llegar al hospital, mejor no esperar tanto en casa si prevés que en llegar al hospital puedes tardar una hora o mas.
  • Si aparece sangrado vaginal en cantidad similar a una menstruación. Si el sangrado aparece después de que te hayan realizado una exploración vaginal, no es muy intenso y el bebé se mueve bien, seguramente será normal.
  • Fiebre
  • Dolor abdominal intenso que no cede
  • Ausencia o disminución importante de los movimientos de tu bebé. Al final del embarazo puede que notes los movimientos del bebé diferentes, pero nunca ausentes. Si llevas un rato sin notarle, túmbate, toma algo dulce y estimúlale, háblale, cántale…Si el bebé responde a los estímulos todo va bien, si no responde o notas que está perezoso y le cuesta moverse es mejor acudir a urgencias.

Ante cualquier otro síntoma que te preocupe: Acude a urgencias y consulta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *