Fomenta en tus hijos el respeto hacia los animales

Niña besando a un pequeño gatito

La paternidad no es una tarea fácil, cada día aparecen nuevos retos y nuevas lecciones que enseñar a los hijos. Muchas de ellas, parecen obvias, tareas del día a día que forman parte del crecimiento de los niños. En cambio existen otras muchas lecciones que a veces se pasan por alto. Como por ejemplo, respetar a los animales de la misma forma que hay que respetar a todos los seres vivos.

Muchos niños crecen cerca del campo y viven en contacto con la naturaleza y el reino animal de forma natural. Otros en cambio, viven en la ciudad apartados de cualquier contacto con los animales. Pero en ambos casos,  los niños necesitan recibir una educación basada en el respeto hacia todos los seres vivos. Este es otro de los muchos trabajos de los padres, que a veces y de forma lógica, nos olvidamos de la importancia de esas pequeñas lecciones que marcan la diferencia en el carácter de los niños.

El ejemplo es la base de la educación

Como ocurre con cualquier lección que quieras enseñarle a tus hijos, si tu no predicas con tu ejemplo, el mensaje nunca calará a fondo. De nada sirve que hables y mantengas conversaciones profundas con los niños, si tú haces todo lo contrario. En ellos se creará confusión y con total seguridad actuarán de la misma forma, aunque piensen que no es la forma correcta.

No hace falta que seas amante de los animales, lo más importante es que te muestres respetuosa y que el mensaje que lances a tus hijos, sea sincero y compartido. Que no tengas mascotas en casa, por el motivo que sea, no significa que no respetes los derechos de los animales. De la misma forma que respetas a tus vecinos, aunque no vivan en tu misma casa.

No se debe hacer daño a los animales

Niño con un pequeño patito

Suele ocurrir con frecuencia, te encuentras una araña y entras en pánico y te lías a zapatazos. Los niños lo ven y reciben un mensaje erróneo, está bien hacer daño a algunos animales. Los insectos entran en las casas, es algo prácticamente inevitable. Antes de matar a la araña, al mosquito o al animal en cuestión, recógelo con un papel o el recogedor y devuélvelo a la calle. Si te da miedo o reparo, puedes pedirle a otra persona que lo hagas, pero es importante que tus hijos no vean como algo normal el matar a cualquier animal, por pequeño y poco simpático que sea.

Nunca muestres tu temor por los animales

Los niños no nacen con miedo, son aventureros por naturaleza y les encanta descubrir todo aquello que les rodea. Los animales forman parte de su entorno, aunque no convivan con ellos. Si te muestras temerosa hacia los animales, inculcarás en tus hijos el rechazo hacia estos. Los niños crecerán miedosos y aunque pueda parecerte que es un método de seguridad, no lo es.

Respetar a los animales también significa respetar su carácter y su naturaleza animal. Debes enseñarle a tus hijos que todos los animales no tienen el mismo carácter, igual que pasa con las personas. Algunos son cariñosos y les gusta que les toquen y jueguen con ellos, otros en cambio, prefieren que se respete su espacio. Enséñale a tus hijos las diferencias entre las especies, y aprenderán a respetarlas.

Fomenta la relación con el mundo animal

Niñas alimentando a unas gallinas

Si no tienes mascotas en casa, es importante que fomentes la relación con los animales de forma natural. Puedes llevar a tus hijos al campo frecuentemente, así se relacionarán con todo tipo de animales y aprenderán a respetarlos aunque no convivan con ellos. También puedes organizar excursiones a una granja escuela, donde podrán conocer de primera mano cómo es la vida de los animales.

Por otra parte, si estás pensando en adoptar un animal para llevar una mascota a casa, es importante que antes de hacerlo tengas en cuenta ciertos puntos importantes. Aquí te dejamos un enlace donde encontrarás algunos consejos prácticos para elegir de forma adecuada, el mejor animal para que acompañe y complete vuestra familia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.