Fomentar hábitos

En ocasiones, hemos observado como a los niños pequeños, le gusta recoger las cosas, introducirlas en cajas o baúles, van recogiendo cosas por la casa y guardando en lugares que son para ello, se sienten muy satisfechos cuando les dices que te ayuden a recoger o traer alguna cosa, pero esto se va perdiendo conforme se van haciendo mayores, por ello, esa costumbre ha de fomentarse en ellos, aprovechar ese hábito para tomarlo como costumbre. Desde pequeños, se le ha de educar a ser responsables, ayudar a mantener el orden… por ejemplo, llevar la ropa sucia al cuarto de lavar, colocar sus juguetes en orden, llevar los restos de la comida a la basura… nunca hemos de hacer las cosas por un niño, por todo aquello que él puede hacer muy bien, pues aunque lo hagamos más rápido que ellos, esto no supone nada beneficioso, ya que se acostumbran a que hagan todo por él y cuando van creciendo ya no se sirven de sus necesidades, sino que las exigen. Es entonces cuando se complica el querer que obedezcan para hacer las tareas o sus obligaciones.

Los adultos somos la guía de los niños, hemos de asignarles tareas que puedan hacer y animarlos para que se sientan orgullosos de sí mismos, les aumenta su autoestima.

Hemos de tener preparadas los útiles para que cuando tengan que hacer algo, sea un éxito, por ejemplo, para guardar los juguetes, los cajones, deben ser abundantes para que él le coja el gusto y le resulte cómodo, las repisas a su altura…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *