Fotografiar a un niño

Las fotografías en los niños, son a veces muy difíciles de tomar. Muchas veces, hacemos miles de fotos, pero no conseguimos el momento adecuado. Hemos de tener en cuenta que el bebé no va a posar para que se le fotografíe, sin embargo, su espontaneidad, es muy bonita y cazarla es complicada. El que un bebé mire fijamente a la cámara y esboce una sonrisa es tener  algo de suerte.

Para no desesperar en el intento, te recomendamos algunos consejos:

-ten la cámara siempre a mano y procura tener paciencia, es la única forma de capturar una buena foto

-has de conocer bien las posibilidades de la cámara, pues si después de todo, logras la foto y no sale bien, será culpa del fotógrafo no del niño. La mejor luz, es la natural

-evita el contra luz y el sol directo, pues el niño cerrará los ojos o bajará la mirada

-el bebé cuando está más activo es durante el día, este es el mejor momento

-no te acerques al bebé para hacer la foto, es más recomendable usar el zoom

-si todavía no tiene estabilidad, ponlo recostado en la cama y siempre haz la foto desde arriba (sobre el bebé)

-pide ayuda a alguna persona para que le hable y consiga que el bebé le preste atención, de esta forma, surgirá su espontaneidad

-las fotos más bonitas es cuando están concentrados en alguna actividad, de esta forma, su expresión es más natural

Más información- Consejos para fotografiar a un bebé

Fuente- Dzoom


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *