Fruta para los niños

fruta

La fruta, es uno de los alimentos más ideales para la alimentación del niño. En verano, es perfecta por su gran contenido en agua como el melón o la sandía, ya que previene la deshidratación que tan común es en estos meses, en los cuales, se necesitan líquidos y sales minerales. A través de la fruta, se transpira si problema, estimula los riñones en su funcionamiento y el tránsito intestinal a través de la fibra. Sirve como gran refresco y es baja en calorías con un gran aporte vitamínico. Citamos muchas de sus ventajas:

Fácil de comer

Se comen tanto crudas como cocidas y en cualquier comida del día (desayuno, comida, merienda, cena…)

Se preparan en muy distintas formas (en trozos, ensalada, postre, zumo…)

Su dulce sabor es muy agradable para los niños

Están disponibles todo el año, aunque son más recomendables las de estación (más nutritiva y barata)

Contiene variedad de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes, agua… cada una de ellas tiene sus propiedades particulares

Si las analizamos individualmente, podemos nombrar algunas como:

Melón: gran contenido en agua, vitamina A, C y adición de carotenoides (en la variedad anaranjada)

Uva: nutritiva 100%, refuerza el organismo, contiene vitamina B, C y hierro

Albaricoque: gran contenido en fibra y agua

Ciruela: recupera líquidos, fibra, es muy digestiva, tiene vitamina C, potasio y carotenoides

Sandía: muy alto contenido en agua, fibra, vitamina A, B1 y potasio

Melocotón: rico en agua, fibra, vitamina A, B6, C, potasio y fósforo

Mas información – Papilla de frutas

Fuente – Peque recetas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *