Fruta para los niños

Las frutas son la gran fuente de vitaminas para los niños en esta época veraniega en la que se consume tanta energía. Son un alimento fresco, natural, delicioso, refrescante…pero… ¿qué ocurre si no quieren comerlas?, esto es solo cuestión de ingenio.

Los zumos, son lo más cómodo para que tomen esa cantidad de minerales y vitaminas que la fruta aporta, sin embargo, hay ocasiones que no apetecen por su gusto amargo. Un buen truco es añadirle miel o incluso mezclar más de una fruta que le cambie el sabor. El plátano es una de las más dulce que se le puede añadir a las fresas, uva, piña… que son más ácidas.

Los batidos les encantan a los niños. Las frutas mezcladas con leche, yogurt o helado son un bocado exquisito para ellos. Con esta combinación puedes introducir gran variedad de gustos nuevos. Una combinación dulce: fresas con leche y mango. Una refrescante: yogurt de vainilla con manzana y pera.

Cuando has preparado un zumo, no tires las sobras de la fruta. Una buena opción, es hervirlas con azúcar y agua para hacer una rica mermelada. La cáscara de la fruta, aporta los grandes nutrientes y esta es una forma de aprovecharlos. Un consejo es no abusar mucho de la azúcar refinada, es mejor la morena y la miel. Aprovecha para hacer todo tipo de mermeladas y compotas.

Cuando presentamos la fruta para comer, hay que hacerla de forma atractiva. En el mercado hay moldes para hacer cantidad de figuritas que les llamarán la atención y caerán en la tentación de darles el bocado. Si las figuritas las preparan ellos mismo, todavía mejor, pues les encantará comer lo que ellos mismos han preparado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *