Frutas y zumo de frutas, fase de nuevos sabores

Fruta y zumos en bebes

La alimentación de un bebé empieza con la leche materna, pero a partir de los 6 meses debemos empezar con la alimentación complementaria dándole a probar sabores nuevos. Estos suele ser en forma de fruta, papilla o zumos, para así asegurarnos de que no se atragantará, ya que aún tiene pocos dientes.

La fruta, la papilla y los zumos de frutas son alimentos que le aportan muchas vitaminas y minerales. Sin embargo, debéis de, en la medida de lo posible, hacérselos de manera natural.

Fruta

Fruta y zumos en bebes

Podemos dársela en forma rallada o triturada. Es primordial que se mantenga la piel, para que el niño se acostumbra a la textura de la fruta y, además, porque es hay donde tiene toda la fibra y los nutrientes necesarios para su alimentación.

Podemos utilizar la fruta que queramos, empezando por una e ir cambiándosela cada dos días. De esta manera, sabremos cuál es la que les gusta más y si tiene alguna que otra reacción. Así, comprobamos que no tienen ninguna alergia o que no se pone malo con la que le hemos puesto.

La fruta la tenemos que aplicar a media mañana y en la merienda. Además, podemos ir metiéndosela poco a poco, entera después de las comidas. Es te hábito será beneficioso para cuando vaya creciendo.

Zumos

Fruta y zumos en bebes

Para la guardería, es muy común que muchas madres, le dejen un paquetito de galletas y un batido o zumo envasado en sus mochilas. Con ello se ahora bastante tiempo, sin embargo, estamos dándole nada más que productos de bollería o industrial y no comida natural y sana.

Los zumos de naranja o papaya son muy buenos para mejorar la absorción del hierro, por lo que le beneficio. Procurar hacer zumos naturales para potenciar tanto el sabor como los nutrientes que necesita.

Más información –


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *