Cuándo poner gafas de sol a un bebé

cuándo poner gafas de sol a un bebé

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones de verano, aumentan de manera considerable las horas que nos exponemos a los rayos de sol. Ya sea en la piscina, las playas, de paseo o jugando en el parque como en el caso de los más pequeños. Desde MadresHoy, queremos hablarte de un tema importante en estos meses de sol intenso, te vamos a dar a conocer cuándo deberás ponerle gafas de sol a tu bebé.

Para evitar lesiones oculares en los pequeños de la casa, una de las recomendaciones principales es evitar que pasen mucho tiempo expuestos al sol. Es decir, de manera directa y en las horas más calurosas. Hay que inculcarles desde bien pequeños lo beneficioso de una adecuada protección, hablamos del uso de cremas solares, gorros y gafas de sol.

¿A partir de qué edad deben llevar gafas de sol los niños?

Bebé con gafas de sol

La mayoría de los padres, no dudan a la hora de aplicarles a sus hijos crema solar para así evitar que estos sufran quemaduras en su piel. Este nivel de concienciación que todos tenemos, no es el mismo en lo que a la protección ocular se refiere. Los ojos, al igual que la piel de los pequeños y adultos, tienen memoria. El daño que se produce por pasar demasiado tiempo expuestos al sol se va acumulando año tras año, lo que esto se llega a convertir en un alto riesgo pudiendo incluso desarrollarse diversas patologías.

Tanto los ojos de un adulto como los de un niño, tienen un sistema con el que protegerse de los rayos UV. Los filtros naturales que tienen son las córnea, pupila y el cristalino, los cuales son ayudados por los parpados y cejas. Esta protección, no es suficiente y más frente a los efectos negativos de la exposición solar.

La pupila de los bebés y los niños pequeños, es de un tamaño menor por lo que su sensibilidad es mayor que la de los adultos al ser esta más grande. Por esto, lo más recomendable es comenzar a cuidar los ojos de nuestros pequeños desde sus primeros años de vida.

No hace falta recordar, que no es aconsejable que los bebés menores de 6 meses se expongan al sol, y que los menores de 3 años deben hacerlo limitadamente. A partir de esta edad, es cuando se comienza a recomendar el uso de gafas de sol en los niños cuando están expuestos a los rayos de sol. Hay quienes señalan, que también desde los 6 meses pueden utilizarlas los bebés.

¿Cómo elegir una buena gafa de sol para un niño?

Niña con gafas de sol

Llega el momento de comprarle a tu pequeño sus primeras gafas de sol, pero no conoces cuales son las recomendaciones para comprar la más indicada, no te preocupes a la gran mayoría de personas les suele ocurrir.

Al igual que hacemos los adultos a la hora de comprarnos gafas de protección solar, las de los niños también deben ser productos homologados. Ya que si no lo son, pueden provocarles problemas graves en la salud de sus ojos. Es recomendable, acudir a centros especializados en la venta de estos productos para conseguir un producto apto para su uso. Además de, seguir un asesoramiento especializado y profesional.

A la hora de adquirir un modelo de gafas para los niños deben tener la marca CE, filtro protector. Como son para niños, es recomendable que el filtro sea de categoría 3. En referente al material con el que este fabricadas, la mejor opción es hacernos con unas con materiales orgánicos, más resistentes a los golpes o posibles roturas.

Que te acompañe tu pequeño, es fundamental a la hora de realizar la compra. No solo porque él o ella puedan elegir la que más le guste, sino porque es muy importante comprobar que le cubre de manera perfecta la zona del ojo y que, la lente no le dificulte su visión.

Los padres o tutores de los pequeños, son los encargados de preocuparse por protegerlos de manera eficiente de la exposición solar. Los ojos de los bebés, son muy sensibles por lo tanto deben utilizar productos adecuado para ello.

Recuerda, que la sobreexposición solar en los ojos puede tener consecuencias graves a corto plazo. Algunas de ellas pueden ser una conjuntivitis o queratitis, lo que puede llevar a afecciones más graves en caso de no tratarlas a tiempo. Disfrutar con los pequeños de momentos en la playa, piscina o en el parque es aconsejable siempre y cuando, tengamos una protección adecuada tanto para ellos, como para nosotros.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.