¿Cuales son los ganglios que más se inflaman en los niños?

pediatra

Habrás observado que cada vez que vas con tu niño o niña al pediatra éste palpa sus ganglios. Es una inspección de rutina, pero es muy importante que lo haga. Los ganglios son unas pequeñas estructuras esféricas formadas, básicamente por células del sistema inmune, este es el encargado de la defensa de nuestro cuerpo, por eso es tan importante que siempre estén sanos.

Si ves que en algún momento se le inflaman los ganglios a tus hijos es una señal de alarma. La mayoría de veces se debe a infecciones leves, pero te recomendamos que los tengas controlados.

¿Qué son los ganglios?

De una manera más técnica te diremos que los ganglios son unas estructuras anatómicas que en estado normal son, más o menos, del tamaño de una lenteja. En ellos se filtra o limpia el cuerpo de microorganismos, virus o bacterias, y fabrica glóbulos blancos. Podemos palpar con facilidad los ganglios en la zona lateral cervical, las ingles, las axilas, los codos o la zona de detrás de las rodillas. Deben estar blandos y se mueven con facilidad.

Cuando los ganglios engordan, se vuelven más duros o aumentan de temperatura, es porque están fabricando linfocitos, y poder luchar así contra una amenaza que haya detectado. En los niños se suelen tratar de infecciones de origen viral o bacteriana.

Los niños, suelen tener bastantes infecciones durante sus primeros años de vida, sobre todo, entre el año y los cuatro años. De ahí que tu pediatra revise siempre la zona del cuello, en realidad se trata de saber cómo está reaccionando el sistema inmunitario del niño o la niña. Los ganglios que más se inflaman en la edad pediátrica son los de la cabeza y el cuello.

¿Me tengo que preocupar si mi hijo tiene inflamados los ganglios?

Madre toma la temperatura a su hija

Nuestra recomendación es que si detectas una inflamación, que la piel está enrojecida o a tu hijo le duele un ganglio lo lleves al pediatra. En algunos casos estas inflamaciones tienen que ser tratadas con antibióticos, pero siempre es el médico quien tiene que valorarlo.

Las inflamaciones de ganglios que están justo encima de la clavícula hay que estudiarlas siempre. Lo mismo ocurre si al tocar el ganglio se nota “duro como una piedra” o sigue creciendo a pesar del tratamiento. Hay veces que la inflamación de los ganglios se pueden confundir con alteraciones congénitas, quistes sebáceos o lipomas entre otros, que tendrán un tratamiento específico.

Además del tacto es posible que a tu hijo o hija le tengan que hace análisis de sangre y una serología, o una ecografía, para confirmar con seguridad de que se trata de un proceso benigno. Puede ocurrir, también, que además de estar los ganglios inflados se haya producido un absceso. Es decir que haya líquido en el interior del ganglio, y habrá que extraerlo con una intervención.

Motivos más comunes de inflación

Las causas más comunes del aumento de tamaño de los ganglios en los niños son las infecciones. Las más habituales, al tratarse de niños pequeños son la de garganta, boca, oído o piel. Es muy probable, el 80% de los casos, según las estadísticas, que se trate de una infección vírica como un catarro, una faringitis o una mononucleosis. Una conjuntivitis o las otitis también pueden provocar la inflamación. Una vez que se trata la infección, los ganglios vuelven a su tamaño normal en menos de dos semanas.

También puede darse un aumento de los ganglios como reacción a aun medicamento. En este caso en el prospecto te deben avisar. Sólo en ocasiones más raras está directamente relacionado con patologías como SIDA, enfermedades reumáticas, o cáncer. En estos casos la inflamación de los ganglios no es la única sintomatología. También habrá fiebre pertinaz, sudoración excesiva o pérdida de peso.

En general, se puede decir que un aumento rápido de los ganglios es menos preocupante, que si el crecimiento se da de forma lenta e indolora.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.