Gases en los bebés

Gases en los bebés

Los bebés, necesitan expulsar el aire que tragan y los gases que fermenta a través de su alimentación. Esto lo hacen por la boca y el ano. Muchas veces nos asombra que desde un cuerpo tan pequeñito puedan salir tan ruidosos, mal olientes… hasta como los de un adulto. Estos son espontáneos o con esfuerzo por parte suya, cuando esto sucede se pone rojo e incluso hasta llora, pues siente que se lastima. Los padres, no debemos sentirnos preocupados ante este hecho y sofocarse cuando ocurre ante más personas.

Al tomar leche, el fermento que produce esta, hace reaccionar al sistema digestivo del bebé, el cual, no está todavía regulado para digerir el alimento, ya que antes, lo obtenía del cordón umbilical. La leche no importa de cual sea, tanto materna como de fórmula, producen el mismo efecto en su estómago. Con el tiempo, el sistema digestivo se regula y madura, de esta forma, los gases disminuyen y se convierten en más silenciosos. Todo esto se produce por lo siguiente:

La leche materna, contiene menos lactosa que la de fórmula, de esta forma el bebé tendrá menos gases

Al principio de la lactancia, la leche contiene más lactosa que la de después, por lo cual, el bebé debe de tomar pecho cada 15 o 20 minutos. Si se cambia de pecho, la lactosa que toma, será más abundante y se producirán más gases

Dependiendo de la dieta que lleve la madre, la leche, puede variar. Si se eliminan de la dieta alimentos más pesados, esto puede ayudar a la ingesta  del bebé. Si el bebé ingiere leche de fórmula y le produce demasiados gasas, puede incluirle la leche de soya y alternarla e incluso cambiar de marca

Fuente – madres hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *