Un exceso de grasas y azúcares durante el embarazo podría ocasionar TDAH en los niños

alimentacion-embarazo-tdah

El King College de Londres y la Universidad de Bristol publicaron ayer jueves una investigación en el Journal of child psycology and psyquiatry. Los científicos, liderados por Jolien Rijlaarsdam, aseguran que “un alto contenido en grasa y azúcares durante el embarazo”, podría vincularse a síntomas de TDAH en niños que presentan problemas de conducta a temprana edad. El resumen del trabajo explica que el proceso epigenético de metilación del ADN (sensible al entorno nutricional) podría ser el mecanismo que explicaría esta relación.

Una mala alimentación puede considerarse un factor de riesgo preconcepcional, y en este caso estaría asociada al desarrollo cerebral anormal. Con frecuencia los problemas de conducta y el TDAH son comórbidos y se conoce su relación con una dieta poco saludable en los niños. Ahora estamos ante la confirmación de que la alimentación de la madre durante la gestación también podría estar influyendo. La muestra proviene de un estudio longitudinal prospectivo que se desarrolla en el Reino Unido (el ALSPAC) y está formada por 164 participantes a los que se ha seguido desde el nacimiento.

En concreto se evaluó la posible relación entre una dieta con exceso de grasas y azúcar pre y post natal (hasta los 7 años), teniendo en cuenta también la metilación de un gen con crecimiento similar a la insulina (IGF – 2), con la presentación de sintomatología relacionada con el TDAH. Precisamente este trastorno es una de las principales causas de que las familias sean derivadas a servicios de salud mental.

alimentacion-embarazo-tdah3

Afirman los responsables de este trabajo que los resultados no están probando una relación causa efecto (que debería ser observada en estudios posteriores), pero si que apoya la evidencia de que la buena salud mental también debe soportarse en una dieta equilibrada. Además, si a los efectos sobre nuestra salud de una alimentación desequilibrada, se unen factores psicológicos personales de las madres, podríamos estar ante una tendencia a heredar (por ejemplo) los impulsos que nos hacen tender a escoger determinados alimentos.

Imágenes — Torsten Mangner, James Gathany


Categorías

Nutrición, Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *