Grasas sanas que debes incluir en la dieta de tus hijos

Existe en la actualidad una corriente muy potente a favor de la alimentación saludable, algo que afortunadamente está afectando muy positivamente a la alimentación de los niños. La nutrición juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños. No solamente para su crecimiento físico, la forma de alimentar a los niños afecta directamente en su salud a todos los niveles.

Por este motivo, es necesario que los padres y las madres adquieran unos conocimientos básicos en cuanto a nutrición. Esencialmente en cuanto a las necesidades específicas de los niños, ya que estas son diferentes de las que pueda necesitar cualquier adulto. Hoy vamos a centrarnos en el papel de las grasas, ya que existe un gran desconocimiento en cuanto a lo que son, cuáles son las grasas poco saludables y cuáles son las necesarias para la salud de los más pequeños.

Cuál es el papel de grasas en la alimentación

Existen diferentes tipos de grasas que se consumen como parte de la alimentación, por una parte se encuentran las grasas poco saludables, que son enormemente dañinas para la salud:

  • Las grasas saturadas: Este tipo de grasas procede mayoritariamente de origen animal, como la mantequilla, las carnes con mucha grasa, la nata o los quesos más grasos. Algunos tipos de aceite vegetal como el de palma, también son de tipo saturadas y por lo tanto, peligrosas para la salud. Una forma clara de saber que estás ante una grasa saturada, es a temperatura ambiente, ya que su estado en frío es sólido.

Por otra parte, están los ácidos grasos insaturados, un tipo de grasa mucho más saludable siempre que se tome de forma controlada. Este tipo de grasa es la que se obtiene del aceite de oliva, de pescados como el salmón o el aguacate.

Las grasas son muy necesarias

Incluir en la dieta ácidos grasos saludables, es fundamental para el desarrollo del bebé y de la salud en general de todas las personas. El cuerpo necesita las grasas para obtener energía durante todo el día, además:

  • Ayudan a mantener la temperatura corporal adecuada
  • Aportan salud al cabello y a la piel
  • Mejora la capacidad de retención y la adquisición de conocimientos, esencial para los niños en etapa escolar

Pero además, son necesarias para que el organismo pueda asimilar algunas vitaminas esenciales para el cuerpo. Estas son las vitaminas A, D, E y K, que son liposoblubles, lo que quiere decir que sin la ayuda de las grasas el cuerpo no puede asimilarlas correctamente.

Incluye grasas saludables en la dieta de los niños

Como has visto, incluir ácidos grasos en la alimentación infantil es necesario y muy importante para que crezcan sanos y fuertes. Pero no debes olvidar que las grasas aunque sean las de tipo saludable, aportan muchas calorías y son una de las causas de obesidad infantil. Por lo que debes incluir las grasas necesarias en la dieta de los niños pero teniendo en cuenta las cantidades y la forma de cocinarlas.

Para asegurarte de que tu hijo recibe cada día el aporte que necesita de grasas saludables, debes organizar el menú de forma que tengas a simple vista lo que come cada día. De esta manera podrás controlar el aporte de grasas que lleva cada día y regularlo en función de lo que haya comido.

Las grasas saludables las encuentras como hemos comentado anteriormente, en el aceite de oliva principalmente. Pero es importante que controles la cantidad, ya que este alimento aporta muchas calorías y que además vigiles la forma de cocinarlo. Al igual que ocurre con otros muchos alimentos, la forma de procesarlos puede cambiar su aporte nutritivo y convertirlo en un alimento poco saludable.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales son aquellos que como su propio nombre indica, son esenciales para el organismo. Este tipo de grasa la puedes encontrar en alimentos como el mencionado aceite de oliva, pero también en:

  • Pescados como el salmón, las sardinas o el atún
  • Semillas como las de lino, de calabaza, sésamo y las almendras
  • El aguacate
  • La carne magra como el pavo, el pollo o el conejo

Incluyendo este tipo de alimentos en la dieta de tus hijos estarás asegurándote de que toman las grasas que su cuerpo necesita. Si además tomas la costumbre de incluirlo en el menú de toda la familia, todos estaréis mejorando vuestra alimentación y por lo tanto, vuestra salud.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Nutrición, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.