5 habilidades que se deberían fomentar más en los centros educativos

¡Hola, lectores! Ya os he contadas en varias ocasiones que tengo vecinos pequeños y adolescentes. Pues bien, hoy quería centrarme en los últimos. En los adolescentes. El otro día hablaba con una de ellas que asiste a tercero de la ESO que me decía: “jo, Mel, ni te imaginas la de cosas que tengo que memorizar”. Lo peor de todo es que sí que me lo imaginaba pero esperaba que las cosas hubieran cambiado un poco.

Sin saber muy bien la respuesta que me iba a dar le pregunté: “¿pero es que todavía se enseña así?” y me contestó: “dos de mis profesores si pones algo diferente a los libros te baja la nota”. Eso me hizo recordar mi época en educación secundaria. Yo siempre quería saber y conocer más. Y en Historia me suspendieron un examen por poner más cosas (correctas) de las que se habían estudiado en clase.

Antes de seguir leyendo, me encantaría que pararais unos minutos y reflexionarais sobre esta cuestión: ¿qué habilidades os gustaría que se fomentaran en los centros educativos a los que acuden vuestros hijos, sobrinos, primos…? Cuando lo hayáis pensado y lo tengáis claro, os invito a leer mi respuesta a la pregunta que os he formulado. ¿Os animáis?

¿Por qué en los centros educativos no hay muchos debates?

También aproveché para preguntarle a mi vecina si en alguna asignatura los profesores proponían algún debate para favorecer la comunicación, la expresión oral y la diversidad de ideas. Me contestó con un tajante no. ¡Ojo! No estoy hablando de todos los centros educativos en general si no de algunos en concreto (afortunadamente tenemos muchos profesores e institutos que si tienen en cuenta los debates).

Así que una habilidad que podrían fomentar los centros educativos (que no lo hagan) es el debate. Yo tuve la suerte de en cuarto de la eso tuve una profesora de Sociales súper interesante con la que siempre debatíamos los quince minutos antes de clase. Además, en los exámenes siempre nos ponía una pregunta acerca de una noticia que nos hubiera llamado la atención y que habláramos de ella. ¿Sabéis lo que se aprende al desarrollar una idea en voz alta y al escuchar las opiniones de los compañeros? Muchísimo.

¿Y qué pasa con la reflexión y el pensamiento crítico?

Vale, reflexión y pensamiento crítico son dos habilidades pero creo que tienen que ir juntas. ¿Hay centros educativos que pecan de memorización? Por supuesto que sí. Eso lo sabemos todos. Pero, ¿si no se enseña a los estudiantes a reflexionar y a razonar que será de ellos? Desgraciadamente, todavía hay profesores que tienen una frase favorita muy antigua: “esto es así porque lo digo yo”. Pero, ¿por qué así?

A los estudiantes hay que enseñarles a hacerse preguntas. Hay que hacerles ver que no todo en la vida es sí o no y que ellos también pueden opinar (y mucho) de lo que está pasando a su alrededor. No digo que la memorización no sea importante (que lo es), pero, ¿creéis que todos los alumnos comprenden y reflexionan lo que estudian? Esa es la cuestión que deberían plantearse los profesores.

¿Hay centros educativos que se olvidan de la creatividad?

Pues me temo que sí (menos mal que no todos). Hay centros educativos que no tienen en cuenta la identidad personal, ni la creatividad, ni la imaginación de los estudiantes. La creatividad e imaginación pueden ayudar a los alumnos a tener más iniciativa, a ser más independientes y a tener opiniones diferentes a los demás que pueden ser de gran ayuda en muchas situaciones.

“Este problema se resuelve así porque lo dice el libro”. ¿Habéis escuchado ese comentario alguna vez? Yo lo hice en segundo de secundaria. Un compañero al que se le daba genial las matemáticas halló un proceso diferente de cómo resolver el problema (que también era correcto) y el profesor le penalizó por ello enfadándose y regañando a mi compañero. ¿Por qué? Hoy todavía lo sigo sin comprender. En fin.

¿Se enseñan estrategias útiles para la vida?

Aprender estrategias para afrontar la vida fuera de casa y de las aulas me parece fundamental. Por ejemplo, ¿en los centros educativos se enseña a superar entrevistas de trabajo? Pues quizás en alguno sí pero la gran mayoría están demasiado ocupados intentando cumplir el extenso programa. ¿Se enseña a los estudiantes a comprender un contrato de trabajo? Pues creo que no mucho y sería muy importante.

Está claro que el sistema educativo quiere alejarse totalmente del concepto educar para la vida. Pero los centros educativos y profesores sí que deberían preocuparse por ello (sí, muchos lo están haciendo ya). “¿Qué cosas útiles puedo enseñarles a los estudiantes para el futuro?” “¿Qué estrategias les puede venir bien para fuera de casa y del centro educativo?” Esas preguntas, para mí, imprescindibles.

¿La educación emocional es importante en las aulas?

Pues seguramente que en muchos centros educativos sí. Pero no en todos. De hecho, todavía hay muchos colegios e institutos que afirman que valores, emociones y sentimientos se tienen que aprender solo en casa. Sí, estoy de acuerdo en que la educación en valores y emocional debe nacer en casa pero los centros educativos deben reforzar los conceptos.

Enseñar a los estudiantes a identificar sus propias emociones y reconocer las de los demás es una habilidad de vital importancia. Al menos para mí. Ser conscientes de lo que están sintiendo y por qué favorece mucho la motivación y el bienestar personal. Y si los alumnos están motivados y se dan cuenta de que sus emociones son valoradas por los profesores su interés por aprender será mucho mayor que antes.

¿Qué os han aparecido las habilidades que a mí me gustaría que se aprendieran en los centros educativos? Seguramente que a vosotros se os ocurran muchas más que no están en la lista. ¡Me encantará leerlas y crear debates con ellas!


Categorías

Aprendizaje

Mel Elices

Mi pasión por la educación me llevó a estudiar en primer lugar Educación Infantil y después la carrera de Pedagogía. Y mi curiosidad (hasta... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   Luz Caro Díaz dijo

    Hola,
    En primer lugar, soy maestra y mamá. Y estoy alucinando, desde que leo blogs de mamás, lo mucho que se critica al sistema educativo. Así nunca vamos a llegar tender puentes. Y eso es una asignatura básica donde la responsabilidad la tenéis básicamente las familias. Y estáis suspendiendo en esa materia.
    Según leo tu artículo no veo comentarios constructivos. Lo que no sirve para avanzar.
    Te comento que el sistema educativo que tenemos no es una “educación a la carta”. Expresar lo que te gustaría que los niños y las niñas aprendieran o no, me parece estupendo, pero no se educa como queremos o queréis, tenemos un currículum que llevar a cabo y una normativa que cumplir. Nosotros sólo somos meros traductores de una ley que la inspección educativa nos obliga a llevar a las aulas.
    Por otro lado, muchas de las capacidades que nombras como la empatía, la oratoria o las emociones, son actitudes que se trabajan desde un currículum oculto. No se avalúan como materia, pero se trabajan. Otra cosa es que tu vecina no te lo haya sabido explicar o no lo esté trabajando ella.
    Y por último, comentar que toda esta educación en valores yo la aprendí, por ejemplo, en mi propia casa. Fueron mis padres los que me enseñaron a presentarme de manera educada, a hablar con respeto, a escuchar a los demás, a ponerle nombre a mis emociones, a debatir un tema actual o a cuidar a los animales, por ejemplo. Te lo comento porque posiblemente lo que esté fallando no sea el sistema educativo, que también, si no la delegación de tareas que desde los hogares se está haciendo a éste, porque educar, no es fácil, hay que invertir tiempo y ganas, y hay que hacerlo con el ejemplo. Parte necesaria como currículum explícito y no oculto, desde las propias famlias.
    Podría seguir comentando, pero va… da igual.
    Me encantaría leer algún artículo en algún blogs de mamás y papás agradeciendo la labor educativa y proponiendo actuaciones en las delegaciones de educación. Al lado del docente, ni delante, ni frente a. Al lado.
    Pero hoy por hoy, prima lo contrario. Y es tremendamente devastador.
    Para finalizar me gustaría realizar una propuesta constructiva, que no quisiera caer yo en el mismo error. En los centros educativos existen los Consejos Escolares. Los Consejos Escolares son órganos de gobierno donde padres y madres pueden participar de la vida del centro en todos los niveles. Podría resultar muy beneficiosa la participación de aquellos que crean que hay que mejorar el centro escolar. El equipo docente estará encantado de teneros en las reuniones para que forméis parte de la comunidad educativa desde dentro. Pero volvemos a lo mismo de antes, hay que invertir tiempo y ganas. Pero no más del que se puede tardar en escribir un post.
    Gracias y un saludo.

    1.    Mel Elices dijo

      ¡Buenos días, Luz! Ante todo, gracias por comentar mi post. Me alegra mucho que lo hayas hecho. No, obviamente no tenemos un sistema educativo a la carta. Desgraciadamente, lleva muchísimo tiempo sin ser cambiado (ni siquiera reformado). ¿No crees que si los estudiantes y las familias cambian a lo largo de los años también debería hacerlo el sistema educativo? Hay muchas familias, educadores, maestros y profesores que están luchando por ello. Y los resultaos son súper exitosos. ¿Se puede? Claro que sí. Ya hay constancia de ello. ¿Se quiere? No lo tengo claro.

      En ningún momento he faltado el respeto a los docentes. Creo que te estás equivocando. Y tampoco estoy quitando responsabilidades a los padres. De hecho, si te esforzaras un poquito en leer más posts míos, te darías cuenta de que escribo todo lo contrario: que familias y docentes tienen que trabajar unidos y apoyarse. Está claro que los aprendizajes y los valores básicos nos lo enseñan nuestros padres. Pero, ¿acaso un maestro no puede reforzarlos y desarrollarlos también? Yo creo que sí. Y eso no quiere decir que esté haciendo el trabajo de los padres (al menos yo no lo veo así).

      Pero también hay que hablar claro, Luz. ¿Crees que todos los profesores tienen vocación por estar en las aulas? Tú puedes tener tu opinión pero la mía es que no. Y al igual que digo lo geniales que son los maestros de corazón que llenan de emoción sus clases (también lo podrás leer en más de un post por aquí) también veo necesario hablar de los que no viven la profesión con pasión.

      Y personalmente, sí, creo que te has alejado y caído en lo que precisamente me acusas a mí: en no buscar una solución constructiva. ¿La familia al lado de los profesores? Sí, por supuesto. Pero no te olvides de que algunas veces, son los profesores los que se ponen delante de las familias. Pero a eso no le damos la suficiente importancia.

      Un saludo, Luz. Y de nuevo, muchísimas gracias por leer el post.

    2.    Macarena dijo

      Hola Luz, pues no sabes la de madres y padres que estarían dispuestos a tender puentes en la educación, lo sé de buena fe porque recorro todos los meses varios CEIPs e IES. Y no dudo que la actitud de muchos docentes (pero no nos engañemos hablando de que son todos) sea la misma. Por otra parte, no es malo que se visibilicen a través de los blogs los problemas que las familias encontramos, es una de las ventajas que nos aporta Internet.

      Agradezco muchísimo tu interesante aportación, y te invito a que leas en profundidad las aportaciones de Mel a la Educación, porque es una persona muy conciliadora y entiende bien los problemas desde una visión global.

      Por cierto, también sabemos lo que son los Consejos Escolares, y hasta nos presentamos a las elecciones; lo que no sé si sabes, es que después de la LOMCE han quedado relegados a órgano consultivo… suerte que aún hay presidentes de Consejos Escolares que se sienten arropados por estos, y hasta toman las decisiones contando con el conjunto de sus miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *