Habitaciones seguras para los bebés

Cuando preparamos la habitación de un bebé, lo hacemos con todo el cariño, pues en el mercado, se nos ofrecen, cosas lindas y maravillosas para hacer de  su dormitorio un lugar de ensueño infantil, pero en ocasiones, hay una cosa que no tenemos en cuenta: la seguridad. Esto es muy necesario para que los papás estén tranquilos en este aspecto, consiguiendo así un espacio seguro para el bebé, pues las precauciones son siempre pocas con los niños.

Hemos de tener en cuenta que los bebés nacen rápido y pronto se plantan en la cuna, para evitar vuelcos innecesarios, has de asegurar muy bien las barras de la cuna, pues estas, suelen ser movibles para quitarlas cuando queremos convertirla en pequeña cama o bajarla cuando el bebé es demasiado pequeño, una buena sujeción de esta, evitará posibles caídas.

Los muebles con esquinas, también son muy peligrosos, para ello y evitar heridas en sus cabecitas, pues están a la misma altura, las fundas de goma para las esquinas son muy ideales.

Los cajones, también son un lugar que los niños curiosean mucho, les encanta abrirlos, por ello, hemos de tenerlos bien cerrados o amarrados si no tienen cerraduras, así no pisarán sus deditos.

Los enchufes, son otra atracción para ellos, los protectores, ejercen un buen papel para esta seguridad.

El colchón, ha de tener la medida justa de la cama, pues los posibles huecos, pueden hacer que el niño meta las manos o la cabecita en ellos. El espesor para que no se levante, es como mínimo de 10 cm.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *