Hábitos básicos de estudio que ayudarán a tus hijos en Secundaria

Dominar la mecánica del aprendizaje es tan importante como el aprendizaje en sí mismo. En los centros educativos quieren que los alumnos aprendan los contenidos pero se les olvida lo más importante: aprender a estudiar. Por eso, muchos padres se ven en la necesidad de contactar con un profesional de la psicopedagogía para que de esa manera, les orienten en el aprendizaje y en cómo ellos, pueden ayudar a sus hijos a conseguir mejores resultados.

Los estudiantes de Secundaria, no solo tienen que gastar su energía en dominar su trabajo académico, sino que también tienen que saber buenos hábitos y técnicas de estudio para prepararse para una vida de aprendizaje efectivo, sobre todo si después quieren seguir estudiando para conseguir sus sueños, cuando ingresen en la universidad.

Dominar la mecánica del aprendizaje es tan importante cómo aprenderse el contenido, es un componente crucial para tener cierto control con las demandas educativas y que sean buenos estudiantes sin que se les vaya la salud física o emocional en ello. En Secundaria no tiene nada que ver el tiempo que los chicos y chicas pasan frente a los libros, es muy importante que aprendan a que debe ser tiempo de calidad y que no se trata de cuántas horas estudian si no de cómo trabajan en esas horas para conseguir mejores resultados. Deben aprender a desarrollar habilidades que les ayudarán a gestionar mejor las cargas de trabajo que se enfrentarán en el futuro.

Hay algunos aspectos básicos en el estudio que deberán aprender para empezar a tener una rutina saludable de estudio, con una mayor organización espacial y mental. Podrán aprender más rápido y centrarse solo en lo que deben estudiar para avanzar en su aprendizaje.

Método de estudio claro

Un método de estudio es importante y tenerlo claro para poder organizar al información es imprescindible. Estudiar no se basa únicamente en leer e intentar recordar toda la información, eso solo hará que la mitad del conocimiento se quede por el camino y que no se interioricen bien los conceptos. Es necesario trabajar el contenido académico para entenderlo bien y que entonces, se pueda memorizar mejor. Un método de estudio adecuado es el 2LSEMR, una técnica que permitirá a los estudiantes organizar bien la información. Este método consiste en:

  • 2 lecturas rápidas (2L)
  • Lectura comprensiva punto por punto y cuando se comprenda subrayar las ideas principales (S)
  • Hacer esquemas de cada punto teniendo en cuenta las ideas principales y secundarias (E)
  • Memorizar lo aprendido con los esquemas y saber repetir la información oralmente y escribirla (M)
  • Repasar lo aprendido mediante resúmenes sin mirar los esquemas para saber en qué se falla y qué es lo que se tiene bien interiorizado (R)

Tener buenos hábitos de organización

Otro de los principales desafíos en los primeros años de Secundario en los adolescentes es la organización. En Secundaria la carga de trabajo aumenta considerablemente respecto con Primaria y eso se nota. Es muy importante que los adolescentes aprendan a organizar su tiempo, y esta habilidad será necesaria también para sus posteriores estudios y también para su vida laboral futura y también en su vida personal.

Primero, los estudiantes deberán aprender a tomar notas para tener una estructura lógica en carpetas y archivadores, con un sentido lógico. También deberían tener una agenda para poder dedicar unos minutos diarios a organizar sus tareas.

Es necesario que comiencen a desarrollar esta estructura lógica con libretas, carpetas y sistemas de archivo, para tener todos los temas y asignaturas bien organizadas, que no sean confusas y que no pierdan tiempo innecesario buscando cosas que se pierden. Además, esto también les ayudará a tener una mente mucho más organizada y estructurada.

Aprender a hacer múltiples tareas

Es necesario que los estudiantes aprendan a usar su tiempo de forma efectiva y una vez que aprendan a organizarse, el siguiente paso es aprender a realizar múltiples tareas. Para que poder hacer múltiples tareas sin sentir demasiada presión, es necesario aprender a usar el tiempo de forma creativa y efectiva.

Por ejemplo, si sales a correr puedes escuchar música, pero también puedes escuchar un audiolibro o un debate sobre el tema que estés estudiando en ese momento para poder ampliar tu perspectiva sobre el mismo. Se trata de ser creativo y encontrar oportunidades de este estilo para ‘matar dos pájaros de un tiro’. Consiste por tanto en cultivar una mentalidad de crecimiento y comprometerse con el aprendizaje de forma permanente.

No esperar a acabar para disfrutar

Muchos alumnos piensan que se sentirán más felices cuando acaben el examen, cuando acaben las clases, cuando acaben la universidad… Esto solo provoca que se aprenda a estar siempre esperando sin acabar nunca realmente. La felicidad también está entre libros si se aprecia lo que se hace y se valora la importancia del aprendizaje.

En este sentido, es importante cambiar la actitud y disfrutar de la realidad, del momento presente y por supuesto del aprendizaje. Aprender es un proyecto que dura toda la vida y no solo es algo que se deba tachar de las tareas pendientes. Sabiendo esto la mentalidad del estudiante se abrirá a un mundo interminable de oportunidades y de descubrimiento. Así también, los alumnos aprenderán a ser pensadores creativos con múltiples habilidades que podrán aprovechar en el presente y en su futuro.

No se trata de cuánto sabes

En nuestra sociedad actual, no se trata de cuánto sabes si no de cómo puedes plasmar lo que sabes. Lo que cuenta hoy es el conocer las cosas y cómo enfrentarse a los cambios continuos de la sociedad. Todo dependerá de los hábitos que se tengan de la gestión del conocimiento y los adultos jóvenes deben empezar a cultivar esto tan pronto como sea posible con todo lo comentado en los puntos anteriores.

Cuando lo estudiantes pueden avanzar con éxito en sus estudios de Secundaria, podrán ser independientes por haber conseguido unos buenos hábitos que le permitirán un aprendizaje efectivo, combinados por supuesto, con una mentalidad resiliente que les permitirá poder enfrentarse a los posibles obstáculos.

Son muchos los estudiantes que no hacen estudios superiores porque no cuentan con estas habilidades y se piensan ‘que no les gusta estudiar’. Es una pena, porque la realidad no es que no les guste, es que no han tenido la oportunidad de aprender a estudiar de forma que no suponga una carga extra. El estudio debe hacerse con motivación, como cualquier otra cosa, porque si no a la larga se puede abandonar pensando que no son capaces aún teniendo la capacidad suficiente y de sobra. Trabajar todo lo que comentado en este artículo en la educación secundaria es una ventaja que podrán aprovechar toda la vida.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.