Habla con tus hijos sobre la decepción, la otra cara de la amistad

Hoy es el día de la amistad. La amistad es para niños, adolescentes y adultos fundamental. Motivo de enormes alegrías, complicidades, pero también a veces, de amargos momentos, cuando nos sentimos traicionados o decepcionados por los amigos o amigas. Aún recuerdo las amargas lágrimas de mi hermano cuando su mejor amigo le mintió. Con apenas 5 años no importaba el grado de la mentira, sino que le había mentido.

Es inevitable que nuestros hijos e hijas sufran la decepción en la amistad, pero sí podemos enseñarles desde pequeños a gestionar esta emoción. Y a que no cierren las puertas a las nuevas amistades.

Decepción en la amistad y efecto chubasquero

trastorno emocional

Tengamos la edad que tengamos a veces nos sentimos defraudados o decepcionados con las amistades. Aunque los niños sean niños los lazos de amistad que forman con sus amigos y amigas son sinceros y fuertes, por eso cuando se sienten traicionados, o decepcionados porque tal o cual amigo no le ha invitado al cumpleaños, por ejemplo, también el dolor es sincero.

Los psicólogos hablan del efecto chubasquero cuando tras una decepción no queremos volver a iniciar una amistad. Es una manera de autodefendernos ante futuras decepciones. Lo hacemos de manera inconsciente. Hay niños, y sobre todo adolescentes que toman esta misma actitud.

Es bueno que hagamos entender a nuestros hijos e hijas que aunque se sientan heridos por esta persona, eso no significa que el resto de amigos se comporte de la misma manera. También tenemos que intentar hacerles ver, en qué medida la decepción que sienten no está motivada por las expectativas que ellos mismos pusieron en esa persona.

Cómo afrontar la decepción

Apego con nuestros hijos mayores

Para afrontar la decepción, que es inevitable, debemos ayudar al niño o la niña a entender que esta es natural. Que a lo largo de la vida este sentimiento se va a dar, cuando ven una película y luego resulta que no era tan divertida como parecía, o hacer un viaje en caravana, ir a la playa con los amigos. Es imprescindible que los niños experimenten el sentimiento de frustración, para que aprendan a aceptar la decepción como parte de la vida.

Puedes ayudar a tus hijos si han tenido una decepción con un amigo o amiga haciéndole pensar sobre las ilusiones que han puesto. Puedes decirle que puede que tu amiguito Carlos no pueda pasar contigo las vacaciones y prefiera ir a casa de sus abuelos. Enséñale a reconocer la decepción y a aceptarla, y dale alternativas con frases como: Es normal que creyeras que Carlos te llevaría de vacaciones con él, pero tú también vas a ir de vacaciones.

Intenta que vea el lado positivo de la situación. Si se trata de un adolescente esto es casi imposible. Pero puedes decirle que en todas las decepciones puede haber algo positivo, ¿ves? Ahora vas a tener nuevos amigos o amigas. No te hubieras apuntado a tal o cual taller si hubieras ido con Carlos. Y recuerda, en estos momentos tu hijo necesita consuelo, aprovecha para darle muchos abrazos y tenerlo muy en cuenta. No minimices la situación, para él o ella es importante. 

La amistad, los niños y los adolescentes

Grupo de adolescentes

Hacer amigos es una parte vital del crecimiento y del desarrollo social y emocional de cualquier niño . Cuestiones como la competencia social, el altruismo, la autoestima y la confianza en uno mismo se desarrollan gracias a los amigos. Por eso cuando uno de ellos falla, el niño se siente abatido y descolocado. La infancia no está exenta de altibajos en la amistad.

Una de las primeras cuestiones que puede hacerse tu hijo ante la decepción de un amigo es que ha sido él mismo el que ha fallado. Puede creer que no es merecedora de la amistad de persona. Esto ocurre sobre todo durante la adolescencia, cuando pertenecer a un grupo, y ser aceptado por él es vital.

Si durante la infancia los amigos son importantes, en la adolescencia son imprescindibles. Sirven de referencia para la identidad personal, por eso se produce la crisis cuando esta referencia cambia. Es importante ayudar a tu hijo o hija a encontrar nuevas amistades.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.