¿Cómo hablar con tus hijos sobre racismo?

Hace unas semanas la muerte de George Floyd a manos de un policía en Estados Unidos provocó un auténtico aluvión de manifestaciones y protestas en todo el mundo. La manifestaciones no sólo tuvieron lugar en Estados Unidos, sino que ciudadanos de otros países también se sumaron a lucha contra el racismo, ¿habéis hablado sobre el tema en casa?

En general los niños y niñas no practican la discriminación racista. A ellos les suele sorprender que los adultos lo hagamos, por eso es tan importante que hables con tus hijos, aunque sean pequeños, sobre el racismo. Lo reconozcamos o no, a nadie le gusta reconocerse racista, es una actitud aprendida. De ahí que los niños no la entiendan como una situación normal.

¿Por qué debo hablar con mis hijos sobre racismo?


Hablar con los niños y explicarles el por qué de las cosas es fundamental para ellos. Así podrán entender mejor el mundo en el que viven y querer mejorarlo. La definición de racismo es fácil, se trata de tener una actitud desfavorable o discriminatoria en contra de alguien o de un grupo de personas, generalmente por el color de su piel o su procedencia étnica.

Los prejuicios raciales son culturales, y se aprenden desde edades muy tempranas. Por eso es tan importante que los padres pongan el tema sobre la mesa, y con ayuda de los maestros en los colegios desarrollen una actitud abierta, tolerante y de respeto hacia los que no son mayoría.

Los niños deben comprender que los prejuicios hacia personas de otra raza siempre son negativos. Estos prejuicios terminan derivando en estereotipos, se juzgará a las personas sólo por su apariencias. Y no podemos obviar que las diferencias y los prejuicios raciales existen. Negar esta realidad es negar parte de la sociedad.

Consejos contra el racismo

Algunos expertos aconsejan que los niños y niñas vivan ejemplos de la diversidad desde una edad temprana. Compañeros de guarderías de diferentes razas, material escolar, libros y fichas en las que aparezca diversidad de personajes. Juguetes, ponemos el ejemplo de las muñecas, que no sean blancos.

Más allá de estos consejos para que los niños pequeños se acostumbren a ver la diversidad racial, es importante que los padres tomen una posición sobre el racismo. Hay que sacar el tema y ser coherente. De nada nos sirve, por ejemplo, tener un discurso tolerante con los negros de norteamérica y no mantenerlo con los negros subsaharianos que viven en España. En la medida que sea posible trata que tus hijos tengan círculos de amigos variados.

Si notas que no estás manteniendo una postura tan abierta y tolerante como crees, recuérdeles a tus hijos que nadie es perfecto. Comparte con ellos como mejorar la sociedad para que no sea racista. Podéis proponer juntos cómo lograr un cambio positivo. Podéis visitar juntos alguna tienda de comida africana, o buscar en internet cuestiones sobre cultura de otros países, otras razas y etnias, para conocer mejor a estas personas. Incentive a sus hijos a cuestionar los estereotipos y prejuicios raciales, enséñale a ser amables al interactuar con personas de todos los grupos raciales, étnicos y culturales.

¿Cómo aprenden los prejuicios raciales los niños?

Como hemos comentado más arriba los niños aprenden sobre las diferencias y los prejuicios raciales desde pequeños. Lo hacen a través de sus padres, sus maestros, sus amigos, cómo luego ellos reaccionen ante el racismo será según hayan oído o visto.

La biología determina un período de aprendizaje temprano crítico, hasta los 4 años, y otro período posterior en el que el aprendizaje es mucho más difícil. Por tanto según el momento que nuestros hijos aprendan sobre diferencias raciales lo harán de una manera “natural” o de una manera “aprendida”.

A los 6 meses, el cerebro de un bebé ya reconocer diferencias raciales. Entre los 2 y los 4 años, los niños pueden internalizar prejuicios raciales. A los 12 años los niños suelen asentar sus creencias. Digamos que lo que aprendan durante los 10 primeros años de su vida será lo que permanezca.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.