Hacer pan con niños, mucho más que una experiencia culinaria

Pan casero

El pan es un alimento sano  y nutritivo que aporta múltiples beneficios en la alimentación infantil. Es rico en hidratos de carbono por lo que aporta la energía necesaria para afrontar la actividad diaria. Además es rico en fibras, vitaminas del grupo B y minerales como magnesio, fósforo, potasio o calcio.

Pero no todos los panes son iguales. Los panes industriales, suelen llevar multitud de aditivos por lo que no son la opción más saludable. Por eso, hoy te traigo una receta fácil y rápida, para que hagas pan casero con tus hijos.

Hacer pan con niños, no consiste solo en preparar una receta. Se trata de una experiencia en la que los niños se divierten y aprenden mientras cocinan. Hacer pan es toda una experiencia sensorial tus hijos tocan, amasan, estiran, moldean y se relajan. Además, enseña a ser autosuficientes y a que no todo hay por qué comprarlo en el supermercado.  Para los niños más mayorcitos, puede convertirse en todo un experimento en el que descubrir la fermentación de las levaduras.

Receta de pan casero

Pan casero

La receta que os traigo es una de tantas que se puede hacer. He elegido esta por que es muy fácil y rápida, algo importante cuando se cocina con niños por que si no pueden llegar a aburrirse.

Ingredientes

  • 300 gramos de harina de fuerza
  • 175 ml de agua templada
  • Un sobre de levadura química o mejor un dado de levadura de panadero
  • 20 ml de aceite de oliva
  • Una cucharadita de sal
  • Aceite de oliva y aceite para pincelar y espolvorear
  • Un recipiente de cristal con tapa

Preparación

pan casero

En un cuenco mezcla la harina, la levadura, el aceite, la sal y el agua. Es muy importante que el agua no esté demasiado caliente para no dañar la levadura ( Recuerda que es un ser vivo). Amasa hasta obtener una masa suave y homogénea.

Pasa la masa a la encimera o una mesa espolvoreada con harina y termina de amasar hasta que la masa no se te  pegue en las manos.

Haz una bola con la masa y colócala en el recipiente de cristal previamente engrasado con aceite de oliva. Haz un par de cortes en la superficie de la masa y pincela con el aceite de oliva. espolvorea un poco de harina por encima.

Mete la masa en el horno, sin precalentar, a 200º , con calor por arriba y por abajo. Déjalo unos 40 minutos.

Sácalo con cuidado del horno y colócalo sobre una rejilla para que se enfríe.

A medida que vayas cogiendo experiencia puedes ir probando distintos tipos de harina o añadir semillas y cereales. Las posibilidades son tantas como tu imaginación quiera.

Listo, ¿Has visto lo sencillo que es tener un rico pan hecho con tus propias manos?. Ahora a disfrutarlo en desayunos, meriendas o acompañando alguna deliciosa receta.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.