¿Hasta qué edad crecen los niños?

¿Alguna vez os habéis preguntado hasta qué edad crecen los niños? A ciertas edades, es común que debamos comprarles ropa año tras año. La talla cambia en apenas un par de meses. Por momentos, pareciera que los niños son pequeños gigantes que no dejan de crecer. Y así, unas zapatillas que compramos a comienzos del año no llegan siquiera al mes de mayo. ¿Esta carrera contra el tiempo tiene punto final?

Hoy nos ocupamos del crecimiento de los peques, para así conocer hasta qué edad crecen los niños. Os invito a seguir leyendo para conocer más sobre esta temática que muchos padres estarán ansiosos por conocer.

El crecimiento en los primeros años

El desarrollo de los bebés durante su primer año de vida es realmente extraordinario. Si un recién nacido apenas logra abrir los ojos y duerme durante muchas horas al día, pasados un par de meses vemos que puede sonreír y mirar atentamente. Hacia los cuatro meses de vida ya levanta la cabeza, a los seis logra sentarse y hacia los 8 meses es la etapa del gateo. Finalmente, hacia el año se anima a dar sus primeros pasos. Durante este año, el crecimiento es abrumador. Los niños crecen a pasos agigantados, en especial durante los primeros años de vida.

edad crecimiento niños.

Más allá de la edad, todos los niños tienen su propia línea de tiempo específica vinculada tanto al desarrollo físico como a su crecimiento en general. Por eso es que se habla de curva de crecimiento, una medida estándar que mide cómo va creciendo cada niño. El pediatra lleva el registro del crecimiento del niño año a año para así establecer la curva y un parámetro. En condiciones regulares, la curva debería permanecer sin grandes alteraciones con la excepción de algunos momentos específicos en los que se podrían producir los llamados saltos de crecimiento.

El crecimiento en los niños

Los niños comienzan a crecer desde qué nacen por lo que es difícil saber hasta qué edad crecen los niños. En los primeros años el crecimiento es muy rápido, pasando de ser bebés a niños en apenas dos años. El proceso continúa y se estabiliza durante un lapso hasta que, entrada la pubertad, el desarrollo vuelve a acelerarse de manera feroz.

Esto se debe a que el crecimiento está en estrecha relación con el desarrollo hormonal. Durante la pubertad, se produce un aumento de las hormonas que deviene en un acelere en el crecimiento. En las niñas sucede un poco antes que en los niños. Así, hacia los 10 u 11 años de edad, el cuerpo de una niña comienza a dejar de tener formas infantiles para redondearse y adquirir más curvas, se produce el desarrollo de los senos y del vello púbico. Si bien en el caso de los niños, esto sucede un poco después, los cambios también son muy notorios, con la aparición de vello en todo el cuerpo, un crecimiento en la altura y en el cuerpo en general y el cambio de voz.

El fin del crecimiento

¿Hasta qué edad crecen los niños entonces? Se estima que este desarrollo acelerado que comienza en la pubertad se demora unos 4 años. Esto indica que hacia los 16 años el cuerpo del adolescente ha completado o casi completado su crecimiento. En algunos casos, el proceso puede demorarse más o bien comenzar más tarde así es que el crecimiento puede continuar hasta los 18 años. Si bien luego pueden producirse algunos otros cambios, la mayor parte de los jóvenes ralentizan su crecimiento hacia esta edad.

Artículo relacionado:
Juegos deportivos para niños

Si os preguntáis la razón por la cuál se detiene el crecimiento en los niños, todo se debe a un cartílago. El mismo posee unas unas células llamadas condrocitos, que se encuentran al final de los huesos largos. Las mismas se duplican y terminan por transformarse en células óseas a medida que se acumulan. Este proceso permite que los huesos se alarguen y así se produzca el crecimiento. Cuando todo el cartílago de acoplamiento ha sido reemplazado por tejido óseo, el crecimiento de los huesos largos se completa y entonces éstos alcanzan su tamaño final. Los científicos encuentran en la finalización de este proceso el detenimiento del crecimiento. Sin embargo, no logran dar respuesta a la razón por la que el proceso de osificación se detiene por lo que es un misterio aún.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)