Haz que tu adolescente sea consciente del peligro de beber alcohol

El alcohol forma parte de las costumbres habituales en muchas familias, en torno a una mesa o en una reunión con amigos. Quizá para muchas personas esto no tenga mayor importancia, y en la mayoría de los casos, así es. El problema es que esa normalidad que circula entorno al alcohol, se transfiere a los niños, que crecen viendo como esa costumbre forma parte de la vida de todo el mundo.

El consumo de alcohol tiene consecuencias muy negativas para el futuro de los adolescentes. Su salud, su desarrollo y su futuro pueden verse afectados muy negativamente a causa de este hábito. Por todos estos motivos, es muy importante que los chavales conozcan cuáles son los peligros de este hábito. Para que el mensaje pueda llegar a los adolescentes, es fundamental que exista una buena comunicación entre padres e hijos.

Consejos para evitar el alcohol en los adolescentes

En casa siempre podrás controlar a tu hijo, pero el peligro está en la calle, en sus relaciones con otras personas y en como tu hijo se relacione con estas. Para muchos adolescentes, el consumo de alcohol está asociado a la búsqueda de la aceptación. Por lo que es fundamental trabajar el amor propio de los chicos, mejorar su autoestima y su confianza.

Primer paso: La comunicación

Cómo ya avanzábamos al comienzo de este artículo, la comunicación entre padres e hijos es primordial a cualquier edad. Muéstrate accesible a tus hijos, la adolescencia es dura en muchos sentidos y es una etapa donde los padres para ellos se convierten principalmente en enemigos. La autoridad para ellos supone un desafío, si por el contrario, encuentran en ti el apoyo que necesitan, se abrirán con más facilidad.

Por otra parte, es necesario que el adolescente entienda y comprenda cuáles son los efectos del alcohol para su salud. No tengas miedo de los detalles, busca imágenes en la red, vídeos reales donde puedan compararse y ver de un modo más cercano lo que les podría ocurrir a ellos. Lo normal es que tu hijo piense que estás exagerando, pero si lo ven en un igual, el mensaje calará más hondo.

Uno de los problemas es que los chicos ven los posibles efectos nocivos a largo plazo, para ellos, las consecuencias están demasiado lejos, se creen invencibles. Debes explicarles que entre otros, el alcohol les afecta a su desarrollo evolutivo, problemas de aprendizaje etc.

El segundo paso: Las normas en casa

Los niños necesitan tener rutinas, obligaciones y normas que estructuren su día a día, esto les ayuda a sentirse seguros. Aunque se muestren contrarios a ellas y se pasen la vida quejándose, lo cierto es que ser conscientes de sus límites, les ayuda a la hora de tomar decisiones. Las normas que se establezcan en casa deben cumplirse sin excepciones, sobre todo cuando se habla de sustancias nocivas como el alcohol.

Ahora que llegan las fiestas, es posible que tu hijo te pida probar alguna de las bebidas que se suelen servir. Es muy importante que no cedas, de lo contrario, el mensaje que reciba será que puede saltarse esas normas con facilidad. Por otra parte, es fundamental que ambos padres os pongáis de acuerdo y ninguno rompa la norma, porque no es necesario ni es un juego.

El tercer paso: El ejemplo

No hay mejor enseñanza que la recibida con el ejemplo, no es cuestión de que en casa no entre una gota de alcohol, es comprensible. Pero siempre que se pueda es importante evitar el consumo delante de los niños, es esencial para eliminar esa normalidad que se trataba al principio.

Si les das a entender que tú puedes beber porque eres mayor y sabes controlar, tu hijo pensará que también lo es. Es preferible evitar ese tipo de situaciones, donde se crea una lucha de poder y no se llega a ninguna parte. Lo mejor para toda la familia, es que el alcohol no forme parte de vuestras rutinas. Mejorará la relación con tus hijos adolescentes, pero también mejorará tu salud.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.