Hebras de sangre en heces del bebé

Hebras de sangre en heces del bebé

Las hebras de sangre en heces del bebé se presentan como un tema de preocupación para los padres. Sin embargo, no suele ser una situación grave, ya que hay varios motivos que lo provocan y que tienen fácil solución.

En otros casos, las heces pueden ser un indicativo de algún tipo de enfermedad grave, como infecciones, alergias alimentarias u obstrucción intestinal. Además de este síntoma hay otros factores que hay que tener en cuenta y que irían asociados a estas pequeñas hemorragias.

Heces con sangre del bebé ¿Por qué ocurre?

Son varios los motivos que pueden hacer que se presente sangre en las heces. Generalmente, cuando el bebé acaba de nacer presenta un color negro en sus heces debido a la presencia de meconio y que tienen que expulsar de esta forma.

Fuera de sus primeros días de vida ya no debería de presentar un color raro en sus heces. Es a partir del sexto mes y con la introducción de una nueva alimentación cuando sus deposiciones cambien de color.

Las deposiciones con sangre se pueden presentar con formas de gotas, con hebras o con coágulos de mayor aporte e intensidad. El color puede ser con sangre roja dónde indicará que el problema sucede cerca del orificio anal.

Si las heces son oscuras, negruzcas o malolientes el problema podría estar asociado en la parte alta de su digestión. En este caso sugiere que el sangrado puede provenir desde el esófago hasta el principio del intestino delgado. Cuando las heces tienen sangre amarronada  y abundante, el problema se suele asociar entre la unión del intestino delgado y el colon.

Hebras de sangre en heces del bebé

Motivos y causas frecuentes de encontrar sangre en las heces de los bebés

El motivo que más se asocia es cuando se presenta una fisura anal. Esta causa viene asociada al estreñimiento y aunque no lo parezca los bebés lactantes también pueden sufrir de esta afección.

El estreñimineto

El estreñimiento, por regla general, viene asociado cuando el bebé cambia de alimentación. Las heces se hacen duras y crean dolores al intentar expulsarlas. De esta forma puede llegar a crear algunos pequeños hilos o hebras de sangre. La solución se encuentra en incluir mucho más fibra a su alimentación o tomar algún tipo de fármaco natural.

Alergias alimentarias

Hay bebés lactantes que presentan alergia a los alimentos que consume la madre, en algunos de estos casos suele ser la leche de vaca, algunas leches de no origen animal y sus derivados. En estos casos hay que identificar cual es el alimento responsable y tener que excluirlo de la dieta. Los bebés suelen presentar heces con hilos o coágulos de sangre.

Cuando hay rozaduras de pañal y piel irritada

Se suele identificar algo de sangre con tono rojo vivo en las heces, debido al sangrado que presenta las partes afectadas por la irritación, esta sangre no procederá del interior. Incluso cuando se va a limpiar los restos de sus desechos en la piel se puede manchar de sangre. En estos casos hay que eliminar las toallitas que se venden para la limpieza y utilizar una esponjita muy suave y mojada en agua tibia. Después será fundamental algún tipo de crema para que le proteja, hidrate y sirva de barrera protectora.

Hebras de sangre en heces del bebé

Menstruación en la niñas recién nacidas

Las niñas recién nacidas pueden presentar sangre en el pañal y se puede confundir con el sangrado en las heces. Suele ocurrir a las dos semanas del nacimiento y suele ser una “mini-menstruación” que suele desaparecer en pocos días. Ante la duda hay que consultar al pediatra.

Diarrea infecciosa

Se presenta con sangre en las heces debido a una infección intestinal. En estos casos los bebés suelen presentar fiebre, cólicos y vómitos. Hay que intentar descartar el tipo de infección con una revisión al especialista y lo antes posible. Los tipos de diarrea podrían ser graves dónde incluyen enterocolitis necrotizante y la enterocolitis asociada a la enfermedad de Hirschsprung.

Ante cualquier tipo de duda, si la sangre representa inseguridad y miedo no hay que acudir a un pediatra. Otros síntomas que hay que tener en cuenta y cuando representan que algo no va bien es: cuando el bebé llora mucho, no tiene apetito, presenta vómitos, fiebre o diarrea.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.