Hidramnios: qué saber sobre esta afección

Hidramnios: trastornos del líquido amniótico

Durante el embarazo pueden ocurrir diferentes complicaciones o afecciones que pueden poner en peligro la viabilidad del mismo. Una de estas afecciones es la conocida como hidramnios, también llamada polihidramnios o trastorno del líquido amniótico. El hidramnios ocurre cuando se acumula un exceso de líquido amniótico durante el embarazo.

Esto puede ocurrir de forma leve y generalmente se regula de forma natural, además, muchas mujeres sufren este tipo de afección común y en principio no reviste de ninguna gravedad. No obstante, el polihidramnios grave puede suponer un riesgo para la salud del bebé y de la futura madre.

¿Qué es el líquido amniótico?

El líquido amniótico es una sustancia que se genera de forma natural para que pueda producirse el embarazo, es decir, es un elemento fundamental para la vida. Está compuesto por diferentes elementos como carbohidratos, lípidos, proteínas, electrólitos, urea y fosfolípidos. Además, en el líquido amniótico se encuentra una sustancia muy importante que permite detectar posibles malformaciones en el feto, se trata de las células fetales.

Al comienzo del embarazo es el cuerpo de la propia madre la que crea el líquido amniótico, pero hacia la semana 18, la composición de esta sustancia cambia y comienza a producirla el propio bebé. En el segundo trimestre el bebé comienza a tragar el líquido amniótico, esto produce que posteriormente lo orine. Lo que significa que a partir de ese momento, esta sustancia estará compuesta en un 90% por orina.

¿Cuál es la causa del hidramnios?

Hidramnios

Como veíamos al principio de esta información, el trastorno llamado hidramnios se produce por un exceso de líquido amniótico. Las causas pueden ser muy diversas y en muchos casos es una afección leve que se regula de forma natural. Otras en cambio, pueden ser un síntoma de un problema mayor en el desarrollo del bebé, generalmente asociados a su aparato digestivo, ya que el exceso de líquido se debe a que el bebé no puede tragar la cantidad suficiente.

También puede producirse una acumulación excesiva de líquido porque el bebé produzca un nivel demasiado elevado de orina.

Las causas pueden ser muy diversas, entre ellas:

  • Problemas en el aparato digestivo
  • En el desarrollo neurológico
  • Problemas cerebrales
  • Diversos problemas pulmonares

Riesgos del hidramnios

Examen médico: ecografía

Es muy frecuente que aparezca el hidramnios en las mujeres con embarazos múltiples, en estos casos, suele ser de tipo leve y no conlleva gravedad. En este caso la afección se considera normal y de tipo leve, tan solo se realizarán las revisiones pertinentes para comprobar que la cantidad de esta sustancia se regula de forma natural.

En otras situaciones, el trastorno grave puede estar causado por anomalías en el feto y es en estos casos cuando el especialista realizará pruebas específicas con las que detectar las posibles complicaciones. El trastorno puede ser muy diverso y en este caso el propio médico será el que te indique los pasos a seguir y los cuidados y pruebas que se deberán realizar a partir de ese momento.

Pero también es posible que el hidramnios esté producido por una causa desconocida, sin que conlleve un problema en la salud del bebé ni en su desarrollo. En muchos casos es una consecuencia de patologías previas de la madre, como la diabetes. También puede ocurrir cuando el bebé viene muy grande, lo que produce un aumento del líquido amniótico.

Cómo saber si tienes polihidramnios

En la mayoría de los casos el hidramnios no produce ningún tipo de síntoma, por lo que la mujer embarazada no se percata hasta que se produce una revisión médica y el especialista lo ve en la ecografía. No obstante, si notas alguno de los siguientes síntomas no dudes en consultarlo con tu médico a la mayor brevedad. De esta forma, el médico podrá detectar si existe algún problema y poner el remedio lo antes posible:

  • Si notas el abdomen inflamado, fuera del aumento de tamaño normal por el embarazo
  • Problemas para respirar de forma normal
  • Dolor en el abdomen

Lo más probable es que no ocurra nada malo, pero en el embarazo es fundamental mantener un control absoluto y no dar nada por hecho.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.