Mi hijo tiene heterocromía, ¿cuáles son las causas?

Cuando un niño, o niña tiene heterocromía nos referimos a que tiene un ojo de cada color. Como habrás averiguado el color del iris depende de las cantidades de melanina que cada persona tenga en su cuerpo. Muy rara vez ocurre que a cada iris le corresponda una cantidad diferente de melanina, por exceso o por defecto, pero se puede dar, dando así dos tonos de colores diferentes. 

Te explicamos a continuación las causas de la heterocromía, los tipos que hay y si existe o no alguna enfermedad asociada a esta anomalía. Pero te adelantamos que, cuando es congénita, es un factor que no afecta a la visión.

Tipos de heterocromía

En los recién nacidos las pigmentaciones de los iris pueden ser oscuras o claras, y luego con el pasar del tiempo se muestra el color propio del ojo. No hablamos de este cambio de color, sino cuando el bebé, tiene un ojo, o parte de él de otro color diferente. La heterocromía solo ocurre en el 1% de la población, aproximadamente. Y curiosamente parece afectar más a las niñas que a los niños. 

En la mayoría de los casos es hereditario, pero también puede venir provocada por enfermedades, lesiones o síndromes. A veces, el color de los ojos puede cambiar de niños, jóvenes o adultos, tras un trauma o enfermedad.

La heterocromía, puede ser parcial, central o total.

  • Heterocromía completa o total es cuando los dos ojos son completamente diferentes y no comparten el mismo color en ninguna parte del iris. El ejemplo más común es un ojo es azul y el otro marrón.
  • La heterocromía parcial es que uno de los ojos tiene un color diferente en una parte del iris, pero no en su totalidad. Son los ojos azules con mancha marrón, por ejemplo.
  • La heterocromía central es la más común entre los niños. Consiste en que hay diferentes niveles de melanina alrededor de la pupila y en la media periférica, además del anillo que cubre el iris completo. Se trata en los ojos claros, especialmente en los ojos verdes. 


Importancia del iris

El iris es importante principalmente porque sin él la visión no tendría la agudeza visual necesaria para complementar la vista. Si el iris no funciona bien, se origina una captación diferente en la luz de los objetos que atraviesa la retina. Si la calidad del iris no es buena hace que el enfoque de los objetos sea deficiente, al no llegar el suficiente nivel de luz que entra al ojo por su parte interna.

Es posible que haya agujeros agujeros en el iris, que hacen que los rayos ultravioleta de la luz, se posen sobre la retina haciendo que la visión de los objetos sean dobles o de forma fantasmal. Esta es una de las enfermedades de la vista más comunes entre los albinos.

Pero si la heterocromía se trata de una herencia genética, a deferencia de los otros padecimientos que se pueden manifestar en el iris, esta no provoca una mala visión en el niño o niña que lo padezca. No obstante es importante que se mantenga una buena higiene en el iris, para evitar su degeneración y se derive en otras enfermedades.

Recomendaciones si percibes heterocromía en tus hijos

Si tu hijo tiene un ojo de cada color, o pigmentaciones de diferentes colores en el iris desde el nacimiento no es preocupante, pero si te das cuenta del cambio de color de uno o dos ojos a la vez, entonces es aconsejable consultar a un médico. De esta forma te aseguras que estos cambios de color no sean un síntoma de una enfermedad o de ningún problema médico, como síntoma de un tumor en el globo ocular, o incluso un tumor en el cerebro.

Algunos síndromes y condiciones asociadas a la heterocromía, son por ejemplo, el glaucoma pigmentario, que solo se detecta tras un examen exhaustivo. Otras posibles razones para que cambie el color de los ojos son: el síndrome de Waardenburg, neurofibromatosis, inflamación leve, que afectan a un solo, objeto extraño en el ojo, hemorragia.

El síndrome Fuchs, que suele darse en personas jóvenes se manifiesta por el desarrollo de daño crónico a la coroides de los ojos. En la mayoría de los casos, solo se ve afectado un ojo. Esta enfermedad, por sí casi no se diagnostica, pero sí se acompaña de otros síntomas que llevan a su diagnóstico.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.