Mi hijo imita a otros niños

hijo imita
El niño o la niña aprende por imitación. De hecho, cuando los bebés tienen entre 12 y 21 días de edad, ya pueden imitar gestos faciales y manuales. A partir de ahí imitarán gestos, expresiones, sonidos, palabras, reacciones, e incluso estados de ánimo. Copian tanto lo negativo como lo positivo de sus amigos de la guardería o sus profesores. Pero, los modelos a imitar más importantes los encuentran dentro del núcleo familiar.

No obstante hay una edad en la que la imitación se hace casi sin límites, si tu hijo está en ese momento, e imita a otros niños, a los adultos, a los hermanos mayores, te contamos por qué es así. Y te explicamos la importancia de las neuronas espejos en los procesos de aprendizaje.

Cuando empieza la etapa de imitarlo todo

niño bailando

Alrededor de los tres años el niño o niña, va a imitar sin límites. Imitar se convertirá en su forma de vivir. No debes preocuparte si tu hijo imita a otros niños porque se trata de un hito de crecimiento. El niño imita porque admira, ve y percibe que a su alrededor se hacen cosas que él quiere hacer.

El niño quiere ser como los demás y, sobre todo, imitará a los adultos porque quiere ser mayor. Es el momento de jugar a mamás, a papás. Con frecuencia se encariñará con determinados gestos, acciones o figuras que le producen esta admiración. Esta admiración también incluye, sobre todo, a los hermanos mayores.

Durante esta época los pequeños, y pequeñas, deben sentir la suficiente libertad de movimientos como para elegir sus formas de imitación. No hay que reprimirles sus imitaciones. Ya hemos comentado en otras ocasiones que debemos ayudar al niño a regular su comportamiento con normas ordenadas, pero no conviene que sean ni muchas, ni muy opresivas.

Mi hijo imita a otros niños ¿por qué?

hermanos imita

Todas hemos imitado a otros compañeros y compañeras de clase, o de actividades escolares, a los que nos queríamos parecer y reconocer. El problema que puede surgir cuando los más pequeños y pequeñas sienten un deseo excesivo de actuar conforme a un colectivo. Esto puede llegar a resultar una limitación para la innovación y la creatividad, especialmente para los más pequeños.

En el caso de niños que tienen hermanos o hermanas mayores, esta será la figura principal a imitar en casa, por delante de la de sus padres. Verán la figura del hermano la más cercana, es un igual al que admiran y por el que sienten devoción. El hermano mayor será un maestro que le facilitará muchos aprendizajes.

El catedrático en psicobiología Manuel Martín Loeches, justifica estas conductas de imitación fuera y dentro del núcleo familiar, explicando que las principales motivaciones de los humanos son de tipo social. La ambición de tener éxito o la competitividad para obtener recursos de ella es lo que nos ha lleva a este comportamiento.

¿Para qué sirve la imitación?

niños guardería

Te explicaremos para qué le sirve a un niño imitar a otros niños, o a los adultos. Así entenderás mejor por qué lo hace tu hijo. Los niños primero miran y observan, después aprenden y por último imitan. Gracias a esto, obtienen la capacidad de ejercitar sus propias posibilidades de expresión.

Este proceso de imitación, que ya hemos señalado, se produce desde los primeros días del nacimiento se debe a las neuronas espejo, descubiertas por Giacomo Rizzolatti. Las neuronas espejo son un tipo particular de neuronas que se activan cuando cualquier persona realiza una acción, pero también se activan cuando observamos una acción similar. Estas neuronas espejo posibilitan la percepción ejecución-intención-emoción. La comprensión y acción interpersonal se basa en que el niño que imita capta las intenciones y motivos de los comportamientos del otro.

Por otro lado, cuando tu hijo imita a otros niños, pierde el miedo a lo desconocido. Sabe o piensa de algún modo que el modelo al que se imita ya lo hizo antes, y que si ha salido bien antes está seguro. Imitando lo que hace otro niños se ahorra energía, y puede usarla para otras cosas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.