Hiperpaternidad: ¿los padres pueden ayudar a los niños con los deberes?

Tengo la sensación de que ahora está de moda escribir artículos sobre padres, madres, crianza y estilos educativos. Pero ha llegado un punto en el que veo todas esas entradas y todas esas opiniones excesivas. Entiendo que los profesores, pedagogos y expertos estén asustados por lo que actualmente se llama hiperpaternidad (sobreproteger a los niños hasta el extremo) pero hay situaciones que se pueden llegar a exagerar muchísimo.

Por ejemplo, entramos en el tema de los temidos deberes escolares. ¿Los familias están en el grupo de la hiperpaternidad si quieren ayudar a sus hijos con las tareas? Creo que para llegar a esa conclusión habría que analizar la situación de cada familia y de cada niño. Pero no considero que todos los padres que ayudan a los niños con los deberes tengan que ser etiquetados en ese grupo. Entonces, ¿qué es lo que ocurre?

Ajustar la cantidad de deberes escolares

Cuando me cruzo con mis vecinos pequeños en el portal siempre me gusta preguntarles qué tal el día. Casi siempre me dicen lo mismo: “jo, Mel, nos han mandado muchos deberes. Y luego tenemos que estudiar”. Hay padres y madres que han pedido a maestros la reducción de las tareas pero ha sido en vano. Y han llegado al punto en el que no saben qué hacer.

Y no saben qué hacer porque ven a sus hijos desde que salen del colegio hasta (en muchas ocasiones) la hora casi de cenar. Ante eso, muchos padres y madres han decidido echar una mano a los niños con los deberes para puedan tener más tiempo para hacer lo que les gusta. ¿Eso es hiperpaternidad? Yo creo que no. Yo creo que el problema base no es la ayuda de los padres. Pero sí lo es el exceso de tareas.

Ayudar a los niños con los deberes no es sobreprotección

“Los deberes son para que los estudiantes repasen los contenidos y los asimilen”. Posiblemente, esa frase la digan algunos maestros y profesores. Pero un exceso de tareas repetitivas no ayuda a los alumnos en nada. Hay cientos de actividades de repaso que sí pueden ser útiles a los estudiantes (juegos neuroeducativos, sopas de letras, crucigramas, juegos en plataformas educativas en Internet…).

Dudo mucho que los padres ayuden a sus hijos con los deberes para sobreprotegerles. Dudo mucho que lo hagan para que no se esfuercen y para que tengan menos responsabilidades (ojo, no digo que no haya padres que lo hagan por eso pero no creo que sea lo general). Y dudo mucho que los padres ayuden a sus hijos con los padres porque no les vean capaces.

Por lo tanto, para mí no hay ningún problema en que los padres ayuden a los niños con los deberes cuando vean que las tareas son excesivas y que no van a tener nada de tiempo libro para ellos. Pero ayudar con los deberes no significa que los padres hagan los ejercicios por sus hijos. Significa que estén ahí para resolver posibles dudas que les vayan surgiendo.

¿Y qué pasa cuándo sí se da hiperpaternidad?

Como decía antes, sí que pueden haber casos de padres que estén impidiendo a sus hijos que se esfuercen. Sí que hay padres que sobreprotegen al evitarles cualquier tipo de fracaso o de frustración. Y también hay padres que pueden llegar a ayudar a sus hijos con los deberes por miedo a equivocaciones, errores o porque vayan muy despacio. En esas situaciones sí que se podría decir que se está dando hiperpaternidad.

Hay padres que quieren (e incluso ansían) que sus hijos sean perfectos. Ese deseo llega hasta poder hacerles los deberes para que los profesores vean el nivel educativo y de inteligencia de los niños. En algunos casos, hay padres que se han enfadado con docentes por ver errores en los resultados de ejercicios que ellos mismos habían dicho a sus hijos.

De esta manera, los padres consiguen que los niños se crean que fallar es algo malo y que no pueden equivocarse nunca. Y cuando lo hacen se genera una gran frustración en ellos que es muy posible de gestionar. Por no hablar de la sensación de malestar, el agobio y el estrés que provoca intentar ser perfectos.

El esfuerzo está presente con la ayuda de los padres

En definitiva: ayudar a los niños con los deberes no considero que sea hiperpartinidad. Si los padres están simplemente como apoyo yo no veo dónde está el problema.

Brindarles ayuda con las tareas no quiere decir que los niños no tengan que esforzarse. 

Es más, muchos padres aprovechan los deberes para que sus hijos aprendan a investigar o a buscar información ellos solos. De esta manera, están fomentando la capacidad de análisis, el pensamiento crítico y la creatividad. Y a mí me parece bien que los padres ayuden a desarrollar esos conceptos a sus hijos.


Categorías

Familia

Mel Elices

Mi pasión por la educación me llevó a estudiar en primer lugar Educación Infantil y después la carrera de Pedagogía. Y mi curiosidad (hasta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *