Hipertiroidismo e hipotiroidismo en la adolescencia

hipertiroidismo

Queremos tratar en este artículo cómo afecta el hipertiroidismo y el hipotiroidismo en la pubertad y la adolescencia. Lo más común es que no tratándose de una cuestión congénita, que ya habría sido detectado, estén causadas por una enfermedad autoinmune. Otra causa que afecta en menor medida es la tiroides ectópica con fallo funcional tardío.

También es posible que en esta etapa de la vida la tiroides pueda funcionar en menor medida de lo habitual como consecuencia de tratamientos como cirugía, aplicación de yodo radiactivo, radiación externa en cuello. Te detallamos algunas de las consecuencias de estas enfermedades en el tiroides y su tratamiento.

¿Qué es hipertiroidismo e hipotiroidismo? Causas comunes no congénitas

Ateniéndonos a la definición, la principal diferencia entre el hipertiroidismo es que el tiroides produce hormonas en exceso, y el hipotiroidismo es que en éste la glándula tiroides no produce la cantidad necesaria para el organismo de hormonas tiroideas.

Sus causas, por tanto, son diferente. Una causa común en el hipertiroidismo es la enfermedad de Graves. También puede estar producido por la existencia de tumores benignos en el tiroides, un exceso de yodo en la alimentación, tiroiditis, una infección vírica o estar siendo tratado con hormonas tiroideas.

La causa más frecuente del hipotiroidismo es una enfermedad denominada tiroiditis de Hashimoto, que se produce al atacar el sistema inmune a la glándula provocando la pérdida de su función y su inflamación. Esta enfermedad se desarrolla después de los primeros años de vida. Pero también, el hipotiroidismo se puede deber a un déficit de yodo, una infección de la glándula, haberse extirpado ésta o recibir radioterapia en la cabeza o cuello.

Sintomatología de una y otra enfermedad

adolescente enfadado

El déficit o exceso de hormonas tiroideas determina la aparición de una serie de síntomas. Hay aumento de peso, cansancio, sensación de somnolencia, sensibilidad al frío, falta de concentración, problemas de memoria. Además de sequedad de la piel, caída del cabello, uñas quebradizas, irregularidades en el ciclo menstrual, infertilidad. En lo emocional las personas con hipotiroidismo sufren depresión e irritabilidad. Todos estos síntomas acompañan en el imaginario común a la adolescencia, por eso muchas chicas pasa tiempo hasta que se detecta este problema de tiroides.

Con el hipertiroidismo, al contrario el organismo está acelerado, con palpitaciones, nerviosismo, ansiedad, sudoración y temblores en las manos. Hay un aumento del apetito, sofocos, alteración del sueño, pérdida de peso, irregularidades del ciclo menstrual, pelo fino y quebradizo, diarreas o evacuaciones más frecuentes. Estos síntomas, en los y las adolescentes, también se confunden con los propios cambios hormonales de la edad.

Si bien los tratamientos de hipotiroidismo y del hipertiroidismo son diferentes, ambos son efectivos, en la mayoría de los casos. La dificultad está en la detección del problema, y no tanto en el diagnóstico, y en ajustar estos tratamientos al propio desarrollo del adolescente.

Hipertiroidismo e hipotiroidismo en la adolescencia

En la adolescencia el hipotiroidismo produce retraso en el crecimiento y en la edad ósea, más pronunciado cuanto más tiempo haya durado éste. En general causa de retraso puberal y en algunos casos raros puede provocar pseudo-pubertad precoz. Para tartar el hipotiroidismo en la adolescencia se establece un tratamiento con tiroxina del hipotiroidismo juvenil que permite un restablecimiento rápido del crecimiento. En general la pubertad aparecer después de haber estado 18 meses en tratamiento.

Para el caso del hipertiroidismo hay tratamientos farmacológicos que permiten regular la producción de hormonas tiroideas o bloquear su función. En los casos más extremos se recurre al yodo radiactivo o a la cirugía para su extirpación, y entonces el o la adolescente sufrirá hipotiroidismo crónico que requerirá un suplemento de hormonas tiroideas para el resto de su vida.

Lo que sí es importante, y nos gustaría recalcar es que una vez iniciado el tratamiento, el retorno a las curvas normales de crecimiento y desarrollo suele ser la regla general en los adolescentes. Te recordamos que este es un artículo informativo, y que para nada sustituye a una consulta médica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.