Homeopatía en el embarazo y puerperio: lo que debes saber

Infección de orina en el embarazo

La homeopatía tiene grandes detractores y muchos seguidores. Hay ginecólogos y obstetras que te la recomendarán durante el embarazo, el parto y puerperio, y otros (igual de profesionales) que ni te la nombrarán. En general la homeopatía contribuye a reducir síntomas, aliviar dolores, etc. de forma menos intrusiva que los medicamentos alopáticos.

Son productos con bajo contenido químico, lo que hace que sus contraindicaciones sean casi inexistentes. Casi, pero también las tienen. Los tratamientos siempre tienen que estar indicados y revisado por un homeópata. Nunca optes por tomar nada sin antes consultarlo, puedes poner en riesgo tu salud y la del bebé.

¿Cómo actúa la homeopatía?

homeopatía

Para entender cómo te puede ayudar en el embarazo y puerperio la homeopatía te explicamos cómo funciona. Los principios activos que se utilizan en homeopatía se diluyen muchísimo, hasta dosis infinitesimales, y aún así siguen teniendo efectos terapéuticos. Este es el principal motivo por el que no tiene efectos secundarios durante el embarazo.

La homeopatía se basa en el principio de la similitud, lo que es igual, cura. La idea es estimular a las propias defensas del cuerpo para que sean más eficaces. Es entonces la propia persona la que se cura a sí misma, con algo de ayuda de la homeopatía. En general, los productos homeopáticos no interfieren con otros medicamentos, por lo que se pueden alternar.

Muchas matronas y ginecólogos encuentran beneficios con tratamientos homeopáticos durante el embarazo, el parto, y el peurperio, en la prevención, alivio o mejora de ciertas enfermedades. Los expertos aseguran que este tipo de medicina no supone ningún riesgo ni para las embarazadas ni para el feto. No obstante, es importante indicar si eres alérgica a algún tipo de alimento o hierba que pueda producirte reacciones adversas.

Usos más comunes de la homeopatía en el embarazo

Calmar los vómitos en el embarazo

Cualquiera de los usos que le des a los tratamientos homeopáticos durante el embarazo deben estar recomendados por tu médico. Encontramos remedios homeopáticos que ayudan en las enfermedades leves, como puede ser un resfriado, conjuntivitis u otras que pueden suceder en el periodo de gestación. Además es común usar  la homeopatía para:

  • Reducir las náuseas, prevenir ardores de estómago y aerofagia. Sepia e ipeca pueden ser excelentes aliados para tratar las náuseas y vómitos.
  • Aliviar los dolores de cabeza y favorecer el sueño.
  • Evitar los calambres en las piernas.
  • Acabar con el estreñimiento y las hemorroides.
  • Prevención y cura de la cistitis y vaginitis.
  • Reducir las estrías y reparación de los tejidos en general, con aloe, por ejemplo.
  • Facilitar la dilatación en el parto. La taea racemosa, tradicionalmente llamada por los indios norteamericanos hierba de las mujeres y caulophyllum un mes y medio o dos meses antes del parto ayuda en esta tarea.
  • Evitar la depresión post parto, la tristeza, o el baby blues.

Para aliviar la ansiedad que una madre puede tener durante el embarazo, en especial los últimos meses se recomiendan medicamentos homeopáticos como ignatia amara, sepia, argentum nitricum o amba grisea. Estos tratamioentos ofrecen eficacia, seguridad y ausencia de contraindicaciones y efectos secundarios.

La homeopatía en el puerperio y lactancia

¿Puedo lactar si tengo fiebre?

Algunos de los componentes homeopáticos se recomiendan para los primeros días tras el parto, en el puerperio inmediato, cuando la mujer ha realizado un trabajo inmenso y sus hormonas están “descontroladas”. Otros, en cambio, se recomiendan después de la primera semana de recuperación. En todos los casos, lo mejor es consultar con un especialista. Nunca hay que automedicarse.

Para el decaimiento y cansancio tras el parto se recomienda la árnica montana, china rubrao pyrogenium que además se usan para evitar las complicaciones del tipo de infecciones, hematomas. El acidum Pphosphoricum omposé, te ayudará tanto para el cansancio físico como intelectual, y es compatible con la lactancia.

En cuanto a la lactancia hay remedios que favorecen la secreción de leche, como Lac canínum, urtica urens, zinoim metallicum. Otros pueden tratar las grietas en el pezón, graphites, por ejemplo, o la subida dolorosa de la leche. Para aliviar la mastitis se recomienda, según el caso, belladonna, bryonia alba o phytolacca decandra. Recuerda que no debes tomarlos por tu cuenta, siempre debe aconsejártelos un especialista.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.