Homeschooling (educación en casa) una opción para muchas familias

educación en casa A pesar de que a muchos les parezca extraño, la opción del  homeschooling o escuela en casa es una alternativa que, según datos de ALE (Asociación para la  libre educación) han elegido ya más de 2.000 familias en España. Desde “Madres Hoy” no queremos defender un estilo educativo por encima de otro, cada padre y cada madre está en su responsabilidad de elegir qué tipo de educación desea ofrecer a sus hijos. Nuestro propósito es solo informar sobre este tipo de enfoques presentes en toda sociedad, y que siempre es adecuado conocer.

La razón por la cual muchas familias optan por el homeschooling es sencilla: consideran que el sistema educativo actual no “educa” ni está enfocado en las necesidades reales del niño. En países como Estados Unidos, por ejemplo, este tipo de enseñanza está más normalizada y muchas universidades aceptan a los “homeschoolers” antes que a los alumnos educados en institutos públicos porque consideran que están más preparados. No obstante, existen muchos matices sobre los que debemos hablar y que te explicamos a continuación.

Homeschooling, cuando la escuela ordinaria no es una buena opción para muchas familias

Young boy doing his homework

Muchos de nosotros ni tan solo nos lo planteamos. Cuando un niño llega a la edad en la que debe ser escolarizado, buscamos plaza en ese centro que más cerca quede de casa o que más se ajuste a las expectativas educacionales que deseamos que nuestros hijos asuman.

Ahora bien… ¿qué hace que un padre o una madre opte por educar a sus hijos en casa? Veamos las dimensiones más habituales que definen esta opción:

  • La escuela ordinaria no cubre el desarrollo emocional de un niño. La organización académica y curricular no se ajusta a la realidad social más cercana en la que todos vivimos. La vida no se organiza en asignaturas, la vida no nos convierte en aptos solo por dominar la tabla de multiplicar o conocer qué ríos pasan por Europa.
  • El aprendizaje de las aulas está automatizado y completamente descontextualizado de la realidad. Los centros no educan para dar al mundo adultos maduros emocionalmente y aptos para llevar a cabo su propia vida, los centros educan para dar al niño una calificación. Si uno no llega a unos mínimos básicos entonces se le considera “no apto para la sociedad”.

Estos son los ejes básicos por los cuales, las familias optan por el homeschooling. Ahora bien, según Laura Mascaró, abogada, escritora y fundadora de la plataforma “Por la Libertad Educativa“, muchas familias ven esta alternativa con cierto temor. A pesar de que aceptan estos principio y que no desean delegar en terceros algo tan importante como la educación de sus niños, la propia sociedad (sobre todo la española) aún no concibe del todo esta opción.

Pros y contras sobre la educación en casa

homeschooling educación en casa

Inconvenientes sobre el homeschooling

  • A día de hoy, y al menos en España, no hay un reconocimiento legal explícito sobre el tema. Además de ello, algo a lo que deben enfrentarse también las familias es a hecho de “tener que dar continuas explicaciones” a amigos, conocidos o familiares. La escuela se alza muchas veces como una institución sagrada,  como un eje vertebrador en toda sociedad que nadie pone en duda. Cuando en realidad, no siempre ofrece la mejor respuesta a muchos niños.
  • Alguna familias que han decidido “desescolarizar” a sus hijos, es decir, optar por la educación en casa se han visto perseguidas por la administración.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es que para optar por la educación en casa, los padres y las madres deben estar preparados y capacitados para orientar el aprendizaje de sus hijos. Se necesita tiempo, estructuración, conocimientos, hábitos y materiales. Unas competencias que no todas las familias disponen.
  • Otro inconveniente a tener en cuenta es que según nos indican muchos pedagogos, la escuela no deja de ser el primer círculo social al que un niño debe hacer frente. Es el primer contacto con la sociedad donde va a tener que asumir competencias que van más allá de las académicas, tales como hacer amigos, competir, asumir una autoridad, y adquirir todas esas experiencias vitales positivas y también negativas que los ayudan a crecer, y  que no tendrían, por ejemplo, en la seguridad de un hogar, y que tal vez, muchos niños echarían en falta.

Aspectos positivos de la educación en casa

  • Según datos estadísticos, los niños educados en casa presentan una excelente preparación. La personalización del proceso enseñanza-aprendizaje promueve la correcta adquisición de los conocimientos, de modo que muchos chicos y chicas llegan perfectamente preparados para poder acceder a la universidad si así lo desean.
  • Son niños más maduros a la hora de tomar decisiones, cuentan con una mayor autoestima y seguridad personal.

Boy reading book

Para concluir, cada familia es responsable de la educación de sus hijos, así pues, conociendo su propia realidad personal y si si así lo desea, puede perfectamente asumir esta opción, en la cual, el primer paso será siempre informarse y disponer de la máxima ayuda que organismos como la Plataforma por la Libertad Educactiva pueden ofrecer con total tranquilidad.

Asimismo, la escuela ordinaria sigue siendo esa institución en la que seguimos confiando, y donde educadores, padres, madres y la propia sociedad, nunca dejará de luchar por ella para que mejore, para que sea más sensible, sabia y acogedora para educar a nuestros niños.

 


5 comentarios

  1.   Macarena dijo

    ¡Que decir Valeria!, en primer lugar gracias por haber reflejado la realidad del homeschooling; personalmente conozco varias familias que nunca han escolarizado a los niños, que sí lo han hecho y después han cambiado la opción, e incluso al revés. Conozco el homeschooling a través de diferentes amigos, y aún así el análisis que presentas me parece muy detallado y contrastado.

    Como bien dices “La razón por la cual muchas familias optan por el homeschooling es sencilla: consideran que el sistema educativo actual no “educa” ni está enfocado en las necesidades reales del niño”

    Y las familias que somos conscientes de que las necesidades de nuestros hijos no son cubiertas por el sistema educativo que tenemos, debemos buscar la verdadera educación en la mediación, la atención a esas necesidades desde casa, y el activismo para visibilizar las carencias de la escuela que tenemos (que no son pocas).

    Encantada de haberte podido leer hablando sobre homeschooling.

    1.    Valeria Sabater dijo

      Gracias a ti Macarena por tu aportación y comentario. Me encantaría sin duda recibir la opinión de más lectores y personas que estén llevando a cabo el homeschooling en estos momentos, me parece una opción muy interesante, y algo de lo que estoy segura es que muchas familias desearían llevarlo a cabo pero “no se atreven” o “no saben cómo”. Ojalá que existan más medios y más espacios donde discutir sobre educación, donde padres y madres puedan aportar sus experiencias, ideas y necesidades para que poco a poco, todos encontremos el mejor camino para ofrecer esa formación que soñamos para nuestros niños. Queremos educar personas felices y maduras, no chicos estigmatizados por una etiqueta o una nota de corte. Poco a poco. ¡Gracias por tus palabras, Macarena!

    2.    Carolina dijo

      Buenas tardes! En relación a este tema, estaría interesada en poder conocer qué piensan y cómo viven las famílias la decisión de educar en casa. Soy Pedagoga y estudiante de Mediación. Me encantaría poder ayudar y conocer de primera mano la situación. ¿me podéis hechar una mano?
      Muchas gracias!!
      Carolina.

      1.    Macarena dijo

        Hola Carolina, no te podemos ayudar, tendrías que recurrir a foros, fan pages o asociaciones (en España la Asociación para la Libre Educación) para conocer directamente a familias que escogen esta opción.

        Gracias por comentar.

        1.    Carolina dijo

          Hola! Ok! Intentaré contactar a través de otras vías. Se trataba sólo de ayudar en la decisión. Muchas gracias de todos modos!!
          Saludos,
          Carolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *